Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2010

La be sigue siendo be

Las academias del español acuerdan en la ciudad mexicana de Guadalajara mantener la ortografía con nuevas recomendaciones de uso. La Feria está dedicada este año a Castilla y León.
La be sigue siendo be. Y la y griega no tiene por qué ser obligatoriamente ye. La uve puede conservar esa denominación, uve. Y sí y sólo pueden seguir acentuándose, si lo exigen el significado o la fonética. En definitiva, todo sigue igual con respecto a la ortografía del español, y esto lo han acordado por unanimidad las 22 academias del español reunidas en la FIL de Guadalajara. Los académicos han llegado a la conclusión de que no quieren imponer nada, ninguna novedad en la nueva ortografía razonada del español. Lo que quieren es hacer propuestas. En muchos sitios la be se llama grande o alta, la uve se llama be chica, en algunos contextos la y griega se llama ye, y la gente puede optar entre escribir solo con o sin acento.
 El director de la Academia Mexicana de la Lengua, José Guadalupe Moreno de Alba, ha…

Con la RAE hemos topado

Limpia, fija y da esplendor. Esees el lema de la Real Academia Española (RAE). Se presupone que el objeto directo de los dos primeros verbos y el indirecto del tercero es siempre el mismo: la lengua española (según sus estatutos) y/o castellana (según la sacrosanta Constitución). En cualquier caso, si de algo no se puede acusar a dicha institución es de no haber estado en sus casi tres siglos de historia en la cresta de la ola. Ya sea por un motivo u otro, la RAE siempre ha dado de qué hablar. En los últimos días la Academia ha saltado de nuevo a la palestra de la mano de la nueva reforma ortográfica del castellano- consensuada, recordémoslo, con el resto de academias del continente americano y de Filipinas. La susodicha reforma no se encuentra exenta de polémica y ha levantado ampollas tanto en medios de comunicación como en foros de internet de un lado y otro del charco. Sea como fuere, aquellos que utilizamos y gustamos de cuidar el idioma deberemos a partir de ahora aprender nueva…

En un lugar de Dalmacia...

Vista de Ragusa (actual Dubrovnik)
Pocas lenguas cuentan con una fecha exacta de defunción. El dálmata, lengua neolatina que se habló en las costas de lo que hoy en día es Croacia, es una de ellas. La efeméride de tan fatídico hecho data del 10 de junio de 1898, día este en que su último hablante, Tuone Udaina (o Antonio Udina, como se le conoce en la lingüística italiana), falleció víctima de una por aquel entonces muy de moda mina terrestre, colocada por algún anarquista ávido de notoriedad. Tal es la relativa “precisión” de dicho acontecimiento que incluso se conoce la hora de la muerte de la lengua y su hablante: las seis y media de la mañana- aunque hay fuentes que difieren en este último aspecto y apuntan que realmente la hora oscilaba más hacia el véspero.
Poco se conoce de Tuone. Nació, creció, vivió y murió en la isla de Veglia, dígase en serbocroata (si es que realmente se puede) Krk. A pesar de ostentar el honorífico título de último hablante de dálmata, ésta no era, sino el…