Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2013

Un café, por favor

A modo de apunte: 

Un café: 3,10€
Un café, por favor: 2,10€
Buenos días ¿podría prepararme un café, por favor? 1,10€

Tal y como indica el lector de La Vanguardia que hizo esta foto, el buen rollo y la educación se cotizan. O visto desde otra perspectiva, la falta de buenos modales, lo que hoy en día es muy común, se penaliza. ¡Nos congratulamos de tan buena iniciativa por parte de esta cafetería!

Adéu, Canal 9

La Generalitat valenciana, en manos del PP, ha decidido echar el cierre a la radiotelevisión pública valenciana después de que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana haya declarado nulo el ERE que se pretendía hacer efectivo en el ente. La decisión es, cuando menos, salomónica y supone el fin de las emisiones en valenciano. Si a esto se le suma que por el momento parece ser que el acuerdo entre los gobiernos catalán y valenciano para que TV3 pueda verse al sur del río Cenia no ha prosperado, se puede afirmar que las tierras valencianas han quedado huérfanas de programación en su idioma. 
Independientemente de la más que dudosa calidad de muchos de sus programas, de los escándalos de corrupción y manipulación flagrante, del sobreendeudamiento a raíz de la llegada de Zaplana al poder regional y de las políticas cada vez más evidentes por disminuir la presencia del valenciano en sus emisiones, la radiotelevisión valenciana cumple, aunque sea a duras penas, una funció…

Isabel como Fernando, tanto monta, monta tanto

Durante estos últimos tiempos en los que por las Españas se cuestiona el modelo territorial, muchos gustan de rememorar acontecimientos pretéritos para justificar el porqué de las cosas hoy día. A menudo la historiografía, que tiende a edulcorar o dramatizar acontecimientos según convenga, ha querido ver en Isabel de Castilla y Fernando de Aragón el germen de la unidad política y religiosa de España. Tanto es así que históricamente se ha loado en demasía las excelencias del regio matrimonio con el fin de idealizar su figura y causa bajo un halo de épica y romanticismo que muy probablemente jamás existió. Otros más realistas como Juan Eslava Galán alegan que la unión dinástica se debió a cuestiones más terranales: "No fue el de Isabel y Fernando un matrimonio romántico, por amor, sino más bien un arreglo interesado por ambas partes" (Historia de España contada para escépticos). Y que para nada las nupcias supusieron el nacimiento de España, no al menos de la manera en la que …