Ir al contenido principal

Adéu, Canal 9

La Generalitat valenciana, en manos del PP, ha decidido echar el cierre a la radiotelevisión pública valenciana después de que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana haya declarado nulo el ERE que se pretendía hacer efectivo en el ente. La decisión es, cuando menos, salomónica y supone el fin de las emisiones en valenciano. Si a esto se le suma que por el momento parece ser que el acuerdo entre los gobiernos catalán y valenciano para que TV3 pueda verse al sur del río Cenia no ha prosperado, se puede afirmar que las tierras valencianas han quedado huérfanas de programación en su idioma. 

Independientemente de la más que dudosa calidad de muchos de sus programas, de los escándalos de corrupción y manipulación flagrante, del sobreendeudamiento a raíz de la llegada de Zaplana al poder regional y de las políticas cada vez más evidentes por disminuir la presencia del valenciano en sus emisiones, la radiotelevisión valenciana cumple, aunque sea a duras penas, una función vital para la normalización del idioma valenciano. Este cometido peligra ahora con la desaparición de la RTVV, aunque muchos dudan de que eso preocupe realmente demasiado al ejecutivo de Fabra, quien prefiere hacer demagogía al respecto y correr un tupido velo en torno a la nefasta gestión de su partido con la televisión pública autonómica.

En el polo opuesto, instituciones como la Acadèmia Valenciana de la Llengua o Escola Valenciana lamentan la inminente desaparición de la radio y la televisión valencianas. Al respecto, la AVL afirma mediante comunicado que "nuestra sociedad actual y futura no puede entenderse sin Nou y Nou Ràdio, como no puede entenderse el valenciano sin una televisión y una radio propias".  Asimismo señala que esta decisión por parte de la Generalitat valenciana supone "la desaparición de nuestro medio de comunicación de referencia, eje vertebrador e integrador de todo el territorio, de Vinaròs a Orihuela, y motor de difusión de la lengua propia de los valencianos, uno de los principales motivos de su creación y existencia". Y apostilla que "el valenciano pierde el medio de comunicación más potente que ha existido nunca en la Comunidad Valenciana, con el cual desaparece el instrumento fundamental para la pervivencia de la lengua."

Resta por ver si la Generalitat valenciana seguirá los pasos del ejecutivo griego, el cual hace unos meses también decidió cerrar su televisión pública para reaperecer poco tiempo después con un nuevo canal de dimensiones mucho más modestas.


ARTÍCULOS RELACIONADOS:

Comentarios

Publicar un comentario

Quizás también te pueda interesar...

Catalunya, capital Girona

El president vicario de la Generalitat, Quim Torra, ha afirmado hoy en un acto de campaña de JxCat (la antigua Convergència) que, a su parecer, Gerona (o Girona, como gusten) ha asumido la capitalidad de Cataluña en detrimento de Barcelona, que ha preferido abdicar como tal. Nos encontramos en periodo electoral y lo cierto es que los políticos buscan el titular fácil. Sin embargo, las palabras de Torra no son peccata minuta; no tanto por la afirmación en sí, que resulta de lo más peregrina, sino por lo que se deduce de la misma. Es de sobras conocido el recelo (y, por qué no decirlo, el desprecio) que históricamente el mundo convergente ha sentido hacia Barcelona y su área metropolitana. 
En el imaginario convergente la Ciudad Condal representa el mestizaje, lo charnego; esa ciudad poblada por els altres catalans de Francesc Candel y cuya esencia Pérez Andújar ha sabido captar a la perfección en sus muchos escritos, para disgusto de Toni Albà . En contraposición, Girona es la quintae…

"Allévoy": la desastrosa localización de Final Fantasy VII

Allá por 1997 llegó al mercado español un videojuego que habría de hacer historia. El videojuego en cuestión, Final Fantasy VII, supuso en efecto un antes y un después en varios aspectos: fue la aceptación definitiva por parte del gamer español (y occidental, en general) de un género como el juego de rol japonés (JRPG), hasta entonces con una cuota de mercado más bien reducida; para Sony significó el espaldarazo definitivo para su recién nacida Playstation, que veía consolidado su catálogo con un videojuego que el devenir convertiría en obra de culto; y para los traductores sentó un precedente en la aún incipiente localización de videojuegos. Y no precisamente en el buen sentido... A día de hoy, no hay gamer español que se precie de ser llamado tal al que no le suene el "allévoy" de Cloud, el protagonista del juego en cuestión. Y es que, por si algún lector despistado aún no se ha percatado, la localización al español de la obra de Squaresoft se convirtió en un ejemplo de có…

¡Camaradas! Tres libros y dos cómics para conocer Corea del Norte

Corea del Norte es, sin duda, uno de los estados más herméticos del mundo. Quizás sea por ello que despierte tanto interés y fascinación entre la gente. El último vestigio de la Guerra Fría, que con el paso de las décadas ha pasado a convertirse en la primera y única monarquía comunista del mundo, resulta un lugar del todo inaccesible para el común de los mortales, a no ser que uno esté dispuesto a desembolsar una cifra de dinero nada desdeñable a alguna de las agencias de viajes especializadas en realizar tours por el país o que nos encontramos ante el mismísimo Alejandro Cao de Benós, unico occidental que, por lo visto, entra y sale del país asiático como Pedro por su casa...  El resto de la humanidad se tiene que conformar con las noticias que de vez en cuando nutren los medios de comunicación y que contribuyen a perpetuar la imagen de régimen cuando menos sui generis: la última y surrealista purga dentro de las élites norcoreanas; el lanzamiento de un misil balístico intercontinen…