miércoles, 22 de febrero de 2012

Los últimos (hispanohablantes) de Filipinas


Hace algunos meses, me propuse la quijotesca empresa de localizar, internet mediante, hispanohablantes filipinos. En un principio, la tarea se presentó ardua y poco fructífera. El español era para la mayoría de filipinos con los que fui a dar un idioma extraño del que a duras penas conocían palabras sueltas como "gracias" o "señor". Sin embargo, poco a poco me fui topando con algunos isleños que hablaban en mayor o menor medida el idioma castellano. A pesar de ello, en la mayoría de casos, habían aprendido a hablarlo por iniciativa propia (ya fuera en la universidad o en el Instituto Cervantes), y nunca por transmisión familiar. Llegué a plantearme que el español como "idioma materno" en Filipinas estaba prácticamente extinguido. Hasta que, casualidades de la vida, fui a dar con R. Jiménez, un chico oriundo del sur de Luzón pero empleado en una multinacional con sede en Manila, descendiente directo de una familia hispanofilipina. Un auténtica rara avis, que a ojos de  un servidor, es, perdonen la expresión, un espécimen digno de estudio. Durante largas charlas, tal y como en su día ya hiciera Matteo Bartoli, me dediqué a interrogar a mi Tuone Udaina particular para tratar de entender y recopilar el mayor número de datos posible sobre una cultura, la hispanofilipina, que a día de hoy, si nada ni nadie lo remedia, se encuentra condenada a desaparecer. Mi entrevistado no pudo ocultar en más de una ocasión su sorpresa y desconcierto al ver el interés que en mí despertaba, quizás desconocedor de la tremenda carga histórica que lleva tras de sí. Recuerdo con especial cariño una ocasión en que me explicó la historia de amor de sus abuelos, quienes se vieron obligados a huir del manileño barrio de Intramuros durante la guerra y separarse, para reencontrarse varios meses después, no sin antes pasar muchas calamidades. Su abuela, por cierto, aún vive, a pesar de estar, según palabras de la propia anciana, "más pa'lla que pa'ca", lo que denota paradójicamente bastante lucidez.

Es cierto que el nivel de castellano del entrevistado no alcanza la destreza de un nativo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el español supone para él su tercer idioma, tras el bicolano (principal idioma familiar) y el inglés (idioma de la enseñanza). La lengua de Cervantes la ha aprendido principalmente por vía materna y como idioma oral, ya que hasta hace poco y durante casi treinta años, el español no ha contado prácticamente con enseñanza reglada en el archipiélago filipino.  He aquí una pequeña entrevista en la que se tratan de manera general algunos aspectos de la cultura e historia hispanofilipinas, así como el devenir del español por aquellos lares.


¿En qué lugar naciste?
Nací en la ciudad de Sorsogón, en la región meridional de la isla de Luzón.

¿Tu familia es de origen hispano?
Según mi abuelo, nuestros antepasados los Jiménez provenían de Andalucía.

¿De qué parte de Andalucía? ¿En qué periodo y por qué motivo emigraron a Filipinas?                    
No sé exactamente de qué parte de Andalucía, pero somos los descendientes de los primeros conquistadores que llegaron a estas islas. También hay cierta posibilidad de que Fray Alonzo Jiménez fuera uno de nuestros antepasados. Recuerdo que en una ocasión, la prima de mi abuelo nos mostró un árbol genealógico que se remontaba al siglo XVII, concretamente a Murcia. Pero era yo muy pequeño, así que no recuerdo muy bien.
¿En qué idioma/s hablas/hablabas en casa con tus padres?
Hablo en varios idiomas con mis padres y con mis hermanos. Hablamos inglés, bicolano, castellano, pero tagalo no mucho.

¿Cuál/es consideras tu/s idioma/s materno/s?
Condsidero el bicolano como mi idioma materno.

¿Crees que el español es algo relevante en la identidad filipina?
El español es muy relevante en la identidad Filipina. Fue el primer idioma nacional de estas islas. Los héroes que lucharon para que Filipinas obtuviera su libertad se comunicaban en castellano.

¿Cuál crees que es la imagen que tiene la gente filipina sobre la lengua y cultura españolas?
Aquí en Filipinas se tiende a pensar que si alguien habla español es porque debe de ser de  buena familia.
¿Pero no existe ningún tipo de prejuicio hacia el castellano?
Hay algunos que tienen una mala imagen de los kastilas y su presencia en Filipinas. Principalmente por dos razones. La primera es que durante el periodo de dominación, los españoles acumularon mucho más poder y derechos que los indios. Además, se tiene la impresión de que no trataron demasiado bien a la población autóctona. Esta imagen quizás se deba, y aquí vendría la segunda razón, a que los gringos han hecho creer a los filipinos que los españoles han sido los malos, mientras que Estados Unidos ha sido el salvador del pueblo filipino y quién lo liberó de la opresión española.

Conviene recordar, como ejemplo de todo esto, que hay una palabra en Filipinas “leche”, que no significa milk como en inglés, sino “persona mala”… Los españoles, o sea, los mestizos tienen la  piel más blanca que los indios -piel leche-,  así que cuando uno es malo, le llamamos “leche”, por tener la misma actitud que  los españoles.
¿Crees que el español debería ser oficial en Filipinas?
El español era hasta 1987 oficial en Filipinas junto al inglés y el filipino. Creo que es muy importante que el español sea una de las lenguas oficiales de nuevo por muchas razones. Primero porque se trata de parte de la cultura e historia filipinas. Prueba de ello es que la mayoría de los documentos históricos filipinos están escritos en castellano. Sería mejor si los filipinos pudieran leer las obras de los escritores filipinos como José Rizal, José Ma. Guerreo, Claro M. Recto et al. en su idioma original, en castellano. Además, la oficialidad del español conllevaría ventajas económicas. El mercado hispanohablante es muy amplio y sería muy bueno para los negocios. Desde un punto de vista político también habría ventajas. El español es uno de los idiomas oficiales de la ONU. Filipinas en muchos aspectos está dentro de la órbita iberoamericana. Hay que recordar que cuando el General Carlos P. Rómulo fue elegido presidente de la ONU, los que votaron por él no fueron los representantes de los países asiáticos, sino los de los países hispanohablantes. 

¿Qué piensas de la reintroducción progresiva de la enseñanza del español en la educación secundaria? ¿Es realmente efectiva según tu parecer?
 Es una buena idea. La juventud tiene que (re)aprender el idioma por las razones ya mencionadas. Mientras haya interés por el idioma, hay que reintroducirlo. Y cuanto antes, mejor. Eso sí, las clases deben ser más animadas que antes. He oído que las clases de español antes eran muy teóricas y aburridas.

¿Aparte de instituciones como el Instituto Cervantes y los ambientes hispanohablantes, es fácil poder aprender español en Filipinas?
En principio es fácil para los filipinos aprender el castellano porque en muchos aspectos no es una lengua extranjera en estas islas. Tenemos bastantes palabras castellanas en nuestro idioma. Pero poder ponerlo en práctica, hoy día es un poco difícil, porque no es fácil aprender un idioma en un país donde actualmente no hay muchas personas que lo hablan.
¿Te ha sido útil saber español en Filipinas?
Pues sí. En Filipinas tenemos muchos BPO’s (Business Process Outsourcing) y centros de llamadas. Es una industria que proporciona trabajo a los filipinos porque hablan inglés mejor que sus vecinos. Y como el español es un idioma hablado en amplias zonas de Estados Unidos, tenemos también cuentas para el mercado hispano. Los agentes filipinos hispanohablantes ganan casi el triple de lo que ganan los que hablan inglés no más.

Por último, ¿cuál crees que es el futuro del español en Filipinas? ¿Tiene posibilidades de sobrevivir?
Por el momento hay mucha gente que tiene interés por aprender el idioma. Como decimos en inglés: “strike while the iron is hot”. Hay que empezar la reintroducción del español en Filipinas mientras haya realmente interés por ello. De momento quedamos algunos hispanohablantes aunque nuestro español no siempre sea demasiado bueno. Pero tengo miedo de que estemos desapareciendo poco a poco. La reintroducción del español en la enseñanza secundaria o, mejor aún, en la primaria aseguraría la supervivencia del idioma en estas islas.




Texto corregido por Antonio Tena Corredera


Entradas relacionadas: Filipinas: el regreso del español en los medios


11 comentarios:

  1. Una entrevista muy interesante. Noble labor la de buscar filipinos que hablen español como lengua materna heredada de sus antepasados. Adjuntamos este enlace en relación directa con el tema que aquí se trata: http://corrientehispanista.blogspot.com/2011/12/los-hispanoasiaticos.html

    ResponderEliminar
  2. Hola, muchas gracias por tu comentario. Tu post sobre el devenir de los hispanoasiáticos me ha parecido realmente muy interesante. Veo en los comentarios -algunos por parte de gente tan ilustre como el académico Guillermo Gómez Rivera- que te han animado a escribir sobre la influencia hispana en África. Te paso un enlace a un artículo que escribí hace un tiempo sobre Guinea Ecuatorial, por si te pudiera interesar: http://divagacionesbabelicas.blogspot.com.es/2010/12/guinea-ecuatorial-en-el-contexto.html
    Saludos desde Barcelona :-)

    ResponderEliminar
  3. Gracias por el elogio y por el enlace. Es cierto que bastantes lectores de nuestro blog nos piden una entrada sobre África y esperamos poder complacerles a medio plazo. Actualmente nos falta mucho tiempo y no damos a basto. Saludos desde el blog Corriente Hispanista.

    ResponderEliminar
  4. Tuone, ciertament es dificil encontrarlos ya que probablemente son las personas de 70 años los ultimos que tuvieron sociedad hispanohablante.
    No obstante no es tan dificil encontrar hispanohablantes en los departamentos de hispánicas o lenguas modernas de las universidades filipinas.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por ponernos esta entrevista. Siempre me llamó la atención el caso de la desaparición del español en Filipinas. ¿Habría alguna posibilidad de poner algún archivo de sonido en el que se oiga hablar a este señor, e incluso (¿por qué no?) a su abuela?

    ResponderEliminar
  6. Mucho me temo que no hay ningún archivo de sonido de la entravista :-( Pero ten por seguro que se lo propondré la próxima vez que me ponga en contacto con él.

    ResponderEliminar
  7. Saludos,las gramáticas filipino-español que encuentro son muy antiguas y plagadas de inexactitudes ¿saben de alguna más actualizada que no sea en inglés o alemán? Gracias.

    ResponderEliminar
  8. Hola Toni, soy un periodista mexicano y estoy preparando un número de la revista para la que escribo sobre el idioma español, su pasado, presente y futuro. He encontrado tu blog muy ilustrativo e informado. Sobre este artículo, quería comentarte lo siguiente: imagino que la entrevista presenta una versión corregida de la forma en la que habla tu entrevistado, pero creo que hubiera sido muy interesante y bastante revelador incluir la versión original que mostrara tal cual el manejo del español de esta persona. Tómalo sólo como una sugerencia. Como sea te felicito por tu esfuerzo hispanófilo, y viendo que radicas en Barcelona, me animo a preguntarte ¿eres catalán? ¿es el español tu segunda o tu primera lengua? Gracias y saludos desde México, D.F.

    ResponderEliminar
  9. Hola, gracias por tu comentario, de verdad. He incluido tan sólo la versión corregida, ya que fue el propio entrevistado quien así me lo solicitó. A pesar de hablar castellano, éste no es su idioma materno (sí el de su abuela, en cambio) y nunca ha recibido enseñanza reglada en éste. La entrevista se hizo por escrito, dado que yo me encuentro en Barcelona y él en Manila. De todas maneras, y visto el interés que ha suscitado esta experiencia, estoy pensando en grabar mediante Skype o algún medio similar una entrevista con esta misma persona, para que todos podáis escuchar el curioso acento filipino.
    Soy catalán, pero mi idioma materno es el castellano. También hablo catalán, pues lo aprendí en el colegio y lo hablo a menudo con amigos. A modo de información, el idioma mayoritario en Cataluña es el castellano, aunque algunos piensen lo contrario. http://en.wikipedia.org/wiki/File:Native_languages_in_Catalonia_2008.jpg

    Me encantaría poder ayudarte con tu artículo, así que si quieres saber algo sobre la situación del castellano en Cataluña o en cualquier otro lugar,que sepas que estoy a tu entera disposición. Un saludo desde Barcelona.

    ResponderEliminar
  10. Por casualidad me he topado con este articulillo y la verdad es que me hace mucha ilusión que se hable de los hispanohablantes en estas tierras asiáticas. Soy uno de los pocos que todavía conservamos la lengua de Cervantes y hay que decir que lo que no pudo lograr el sistema educativo de antaño para devolver el castellano a Filipinas lo hicieron las fuerzas económicas en formas de los BPOs, como bien se ilustra en esta entrevista tuya.

    ResponderEliminar