Ir al contenido principal

Diglosia: el noruego

Noruega, país de fiordos y de trolls, resulta un lugar muy interesante desde un punto de vista sociolingüístico, pues prevalece en él una situación de bilingüismo oficial que supone una excepción en el contexto de la problemática étnico-lingüística europea. Dicha situación tan sólo es comparable a las vicisitudes que llevaron a la definitiva oficialización del griego popular (demotikí), en substitución de la variedad basada en la tradición clásica  (katharévusa), tal y como ya se trató semanas atrás en otra entrada del blog. Existe entonces en el país escandinavo una lengua “noruega” dotada de dos variedades oficiales parificadas en el plano jurídico. Ello supone la convivencia de dos modalidades idiomáticas afines, pero a su vez substancialmente diferentes: por una parte, la  bokmål (lengua del libro), anteriormente también conocida como riksmål (lengua del estado), y que es hablada hoy en día por el 80% de la población, y, por otra parte, el nynorsk (neonoruego) o landsmål (lengua de la tierra), hablada por el 17,5%.

Esta particular situación fue consolidándose a partir de la segunda mitad del siglo XIX, cuando, en los albores del despertar nacional como consecuencia de la independencia de Noruega con respecto a Dinamarca y a la posterior unión con Suecia, se afirmó la voluntad de substituir la lengua danesa estándar, oficial hasta entonces, por la variedad dialectal danesa que se había empezado a difundir en la zona, especialmente en las ciudades, a partir del tardo medievo y con el advenimiento de la reforma protestante. Este idioma reformado, para cuya estandarización se acentuaron las diferencias con respecto al danés estándar, constituyó la base de la  bokmål , lengua en la cual se expresaron, en el ambiente del renacimiento literario noruego, escritores de la talla de J. Moe, K. Knudsen y H. Ibsen. Sin embargo, contemporáneamente fue ganando terreno, sobre todo gracias a la actividad del escritor I. Aasen, la normativización de la landsmål, una nueva lengua basada en los dialectos noruegos más puros, que habían permanecido menos expuestos a la influencia danesa.

División municipal entre las dos variedades
en el año 2007
En 1885 este neonoruego, definitivamente codificado en 1901, se oficializó en igualdad de condiciones con el  riksmål. Ello dio pie a una distinción de carácter sociolingüístico entre las dos lenguas con la elección de la  riksmål  por parte de ciertos sectores burgueses y urbanos, y del nynorsk en el ambiente más rural y entre los grupos políticos nacionalistas. A partir de la independencia de Suecia en 1905, tanto el estándar del  bokmål como el del nynorsk fueron reformándose con la intención de agilizar el proceso de convergencia entre las dos variedades y favorecer así su integración en una nueva variedad nacional (samnorsk). Los distintos gobiernos que se sucedieron desde entonces favorecieron estas formas de dirigismo lingüístico, para el desagrado de los distintos grupos que apoyaban los respectivos estándares. Sólo a partir de 1966 se renunció a la perspectiva de una unificación lingüística  del país, admitiendo de manera definitiva el bilingüismo imperante. De este modo, a partir de los años ochenta se promulgó también una legislación específica mediante la cual se atribuye a los municipios, entre otras cosas, la elección de la variedad lingüística en la cual quieren llevar a cabo las relaciones con la administración central del estado. La distinción entre la  bokmål, más cercana a las exigencias de la comunicación moderna y hablada en las regiones más pobladas, y el nynorsk, más arcaizante y vital sobre todo en la parte suroccidental del país, continúa por lo tanto caracterizando el paisaje lingüístico noruego. Aunque el mayor prestigio de la  bokmål, a pesar de la cooficialidad, parece evidente y destinado a aumentar, no hay que olvidar que el uso del nynorsk, que se basa también en la vitalidad de los dialectos locales, ha acabado por asumir una valencia identitaria, hasta tal punto que la preferencia por esta variedad responde a motivaciones individuales de autoestima que parecen no estar presentes en la adhesión a la  bokmål, que representa la opción lingüística “normal” para la mayor parte de la población noruega.





Artículo relacionado: Diglosia: el griego

Comentarios

Quizás también te pueda interesar...

La lengua de los reyes de Aragón

Hoy en día hablar de la Corona de Aragón es, por diferentes razones, motivo de encendida polémica. Unos y otros han querido ver en esta figura histórica las justificaciones a sus pretensiones políticas: desde el catalanismo soberanista hasta el españolismo más centralista, pasando por movimientos igualmente asimétricos como el pancatalanismo de algunos sectores políticos de Cataluña y el anticatalanismo, éste último en forma de episodios, más o menos anecdóticos, como el del blaverismo valenciano o el de algunas plataformas aragonesas como No hablamos catalán/No charrem català. Así pues, cualquier aspecto relacionado con dicha unión dinástica, como puedan ser la denominación de la misma. su organización territorial o el idioma que hablaban sus habitantes, puede resultar en la actualidad motivo de afrenta, incluso entre los  más doctos en la materia. La cuestión de fondo, cómo no,  se debe a la pretensión contemporánea de querer hacer política de acontecimientos acaecidos hace ya vario…

Musok: el chamanismo de Corea

Corea del Sur es un lugar heterogéneo en lo religioso. En el país asiático conviven diferentes credos, de entre los cuales destacan el budismo, el protestantismo y el catolicismo. Estos tres grupos suman algo más del 40% de la población surcoreana, mientras que el resto de la población sigue otros ritos (0,8%) o bien no se adscribe a ninguna filiación religiosa (entorno al 55%). Sin embargo, por lo general casi ninguno de estos censos parece dar especial relevancia a una religión, o más bien conjunto de creencias, que se podría considerar como la más antigua y la oriunda del país, y que ha influenciado la idiosincrasia coreana desde mucho antes de que la mismísima concepción de Corea como nación surgiese. Se trata del musok (무속), una religión de corte chamánico que llegó en su forma más primigenia a la península coreana desde Siberia en tiempos prehistóricos, de la mano de los hombres y mujeres que con el paso de los siglos acabarían conformando el pueblo coreano.
Tal y como se ha ind…

Street Mission: opinión y consejos sobre la nueva atracción de Port Aventura

Port Aventura World, el famoso parque temático situado entre Vilaseca y Salou (Tarragona), estrenó hace un par de meses temporada nueva y lo ha hecho regresando por la puerta grande con su nueva atracción: Street Mission. Se trata de una dark ride(la primera del complejo), ubicada en la zona de SésamoAventura,en la que  los protagonistas son los personajes del mítico programa de Jim Henson, Barrio Sésamo (Sesame Street, en su versión original). Para ello, Port Aventura no ha escatimado en gastos y ha recreado con todo lujo de detalles y un toque muy cartoon el famoso barrio televisivo con el que crecimos muchos de los que nacimos en los 70 y los 80.
La nueva zona, que supone una nada desdeñable ampliación del área del parque destinada a los más pequeños, ha sido obra de las empresas oscenses Tecmolde y Shu Digital bajo la supervisión del propio parque y de Sesame Workshop, una organización estadounidense sin ánimo de lucro cuyo objetivo es la difusión en el mundo de Barrio Sésamo y de …