Ir al contenido principal

Los numantinos sentineleses


Localización de las islas Andamán y Nicobar,
bajo jurisdicción de la India
En un mundo tan globalizado como el actual, resulta sorprendente toparse con artículos antropológicos de pueblos que han logrado permanecer ajenos al progreso y cuyos contactos con la "civilización" se pueden contar con los dedos de la mano: desde los mascho-piros de la selva amazónica peruana a las más de cuarenta etnias sin contactar de la remota Papúa-Nueva Guinea. De todos ellos, la tribu más aislada es, sin duda, la de los sentineleses (o centineleses): un misterioso pueblo de entre 50 y 250 individuos que vive en la pequeña isla de Sentinel del Norte (72 km2), situada en el archipiélago indio de Andamán y Nicobar, en pleno golfo de Bengala. Se calcula que los sentineleses arribaron a la isla hace unos 60.000 años y que evolucionaron de manera autónoma al resto de pueblos asiáticos, aunque, por su aspecto físico, se podría afirmar que se encuentran emparentados con  las tribus de matriz negroide o australoide esparcidas aquí y allá en Asia, y que los conquistadores españoles del siglo XVI en Filipinas denominaron "negritos". 

El hogar de los centineleses: Isla de Sentinel del Norte (India)
vista desde Google Earth


Una de las pocas instantáneas captadas
de los sentineleses
Si por algo destacan los sentineleses es por su histórico rechazo a cualquier tipo de contacto o interacción con otros pueblos, llegando incluso a ejercer la violencia para salvaguardar su tan preciado aislamiento. El último episodio trágico al respecto fue en 2006, cuando dos pescadores indios que vararon en los arrecifes cercanos a Sentinel del Norte fueron asesinados a manos de algunos indígenas de la isla. Pese a los esfuerzos de las autoridades indias, y en vista del peligro que entraña cualquier tipo de contacto con la tribu, los cadáveres nunca se recuperaron. Incluso se cuenta que el veneciano Marco Polo, que en algunos de sus muchos viajes al Extremo Oriente debió de conocerlos,  dijo de los sentineleses allá por el siglo XIII que "son unas gentes de extremada violencia y crueldad que matan y comen a cuanto foráneo atrapen". A decir verdad, poco se sabe de este pueblo más allá de lo ya indicado; el resto es, desgraciadamente, mera suposición. Debido a ello, el idioma sentinelés no ha sido aún estudiado ni clasificado, aunque algunos estudiosos han querido ver algún tipo de parentesco con las hablas propias del resto de tribus negritas de las islas Andamán y Nicobar. Sin embargo, cabría desechar dicha posibilidad, ya que no ha sido posible la comunicación en ninguna de las dos ocasiones que miembros de la etnia oriunda de la vecina isla de Pequeño Andamán, los Onge, han formado parte de las expediciones indias a Sentinel del Norte para establecer contacto con sus habitantes. El motivo que adujeron los Onge: no entendían nada de lo que los sentineleses les decían durante los breves (y violentos) encuentros que tuvieron lugar.

Por paradójico que resulte, es precisamente en la hostilidad de los sentineleses hacia lo extranjero donde radica el éxito de su valerosa supervivencia, y más teniendo en cuenta la suerte que ha corrido la gran mayoría de pueblos aborígenes del archipiélago andamanés: asimilación forzosa a la cultura hindi, cuando no el exterminio total. Ni siquiera, el tsunami que arrasó las costas del Índico en 2004 pudo acabar con este numantino pueblo, el cual, haciendo gala de los conocimientos que otorga el vivir en plena naturaleza, tuvo a bien refugiarse en las zonas altas del centro de la isla ante la inusual bajada del nivel de las aguas que rodean a la misma. 


Comentarios

Quizás también te pueda interesar...

Catalunya, capital Girona

El president vicario de la Generalitat, Quim Torra, ha afirmado hoy en un acto de campaña de JxCat (la antigua Convergència) que, a su parecer, Gerona (o Girona, como gusten) ha asumido la capitalidad de Cataluña en detrimento de Barcelona, que ha preferido abdicar como tal. Nos encontramos en periodo electoral y lo cierto es que los políticos buscan el titular fácil. Sin embargo, las palabras de Torra no son peccata minuta; no tanto por la afirmación en sí, que resulta de lo más peregrina, sino por lo que se deduce de la misma. Es de sobras conocido el recelo (y, por qué no decirlo, el desprecio) que históricamente el mundo convergente ha sentido hacia Barcelona y su área metropolitana. 
En el imaginario convergente la Ciudad Condal representa el mestizaje, lo charnego; esa ciudad poblada por els altres catalans de Francesc Candel y cuya esencia Pérez Andújar ha sabido captar a la perfección en sus muchos escritos, para disgusto de Toni Albà . En contraposición, Girona es la quintae…

"Allévoy": la desastrosa localización de Final Fantasy VII

Allá por 1997 llegó al mercado español un videojuego que habría de hacer historia. El videojuego en cuestión, Final Fantasy VII, supuso en efecto un antes y un después en varios aspectos: fue la aceptación definitiva por parte del gamer español (y occidental, en general) de un género como el juego de rol japonés (JRPG), hasta entonces con una cuota de mercado más bien reducida; para Sony significó el espaldarazo definitivo para su recién nacida Playstation, que veía consolidado su catálogo con un videojuego que el devenir convertiría en obra de culto; y para los traductores sentó un precedente en la aún incipiente localización de videojuegos. Y no precisamente en el buen sentido... A día de hoy, no hay gamer español que se precie de ser llamado tal al que no le suene el "allévoy" de Cloud, el protagonista del juego en cuestión. Y es que, por si algún lector despistado aún no se ha percatado, la localización al español de la obra de Squaresoft se convirtió en un ejemplo de có…

¡Camaradas! Tres libros y dos cómics para conocer Corea del Norte

Corea del Norte es, sin duda, uno de los estados más herméticos del mundo. Quizás sea por ello que despierte tanto interés y fascinación entre la gente. El último vestigio de la Guerra Fría, que con el paso de las décadas ha pasado a convertirse en la primera y única monarquía comunista del mundo, resulta un lugar del todo inaccesible para el común de los mortales, a no ser que uno esté dispuesto a desembolsar una cifra de dinero nada desdeñable a alguna de las agencias de viajes especializadas en realizar tours por el país o que nos encontramos ante el mismísimo Alejandro Cao de Benós, unico occidental que, por lo visto, entra y sale del país asiático como Pedro por su casa...  El resto de la humanidad se tiene que conformar con las noticias que de vez en cuando nutren los medios de comunicación y que contribuyen a perpetuar la imagen de régimen cuando menos sui generis: la última y surrealista purga dentro de las élites norcoreanas; el lanzamiento de un misil balístico intercontinen…