Ir al contenido principal

Los manuscritos naxi

Recientemente se ha inaugurado en el vestíbulo del Museo de las Culturas del Mundo de Barcelona una exposición gratuita sobre la fascinante escritura dongba del pueblo naxi que permitirá al visitante poder admirar algunos de los manuscritos únicos que dicha cultura legó al mundo. Los naxi son una comunidad de unos 300.000 habitantes que hoy en día vive en las montañas del suroeste de China, en la provincia de Yunnan, aunque se cree que descienden de tribus nómadas qiang del noreste de la meseta tibetana. Conforman uno de los 56 grupos étnicos oficiales que actualmente reconoce la República Popular China (de los cuales, la mayoría han representa el 90%). Su religión de tipo animista sostiene que cualquier aspecto del mundo natural tiene alma y que los elementos naturales más importantes del paisaje, como puedan ser ríos, montañas, fuentes o lagos, tienen un poder cósmico especial. Tanto la religión como el sistema de escritura de los naxi reciben el mismo nombre, dongba, que a su vez también es el apelativo que reciben aquellos que más han cultivado dichos elementos: sus sacerdotes. Se cree que la palabra dongba pueda proceder del tibetano ston pa, que significa "maestro".

La lengua naxi forma parte de la rama yi de la familia lingüística tibetobirmana. Se trata de una lengua aislante o analítica cuyo orden de palabras es, al igual que el tibetano, SOV (sujeto, objeto, verbo). Actualmente el naxi se escribe por lo general con caracteres chinos, a los que se suman dos sistemas propios: uno de tipo fonético (un silabario conocido como Geba, hoy prácticamente en desuso) y otro de tipo logográfico, el denominado dongba. Por lo general, históricamente se había creído que el dongba es un sistema de escritura exclusivamente pictográfico, aunque desde hace años se considera que tiene una naturaleza más bien logográfica, ya que, más que basarse en dibujos, este tipo de escritura representa de manera gráfica morfemas del idioma naxi. Es decir, cada carácter tiene una pronunciación propia y se asocia principalmente a un único sonido. No obstante, muchos académicos prefieren referirse al dongba más como recurso mnemotécnico que como sistema de escritura propiamente dicho. Esto se debe al hecho de que a menudo los textos dongba sólo representaban las palabras más importantes de un texto (hay incluso textos que incluían únicamente un sólo "pictograma"), de modo que sólo aquellos realmente versados en su escritura (por lo general, los sacerdotes) eran capaces de poder interpretarlos.


Para comprobar el carácter mnemotécnico del sistema dongba, se puede tomar como ejemplo la imagen de la derecha, en la que se observa un texto que inicia un ritual de la religión naxi. En él, se pueden contar cuatro caracteres. Los dos primeros se tratan de representaciones más o menos pictográficas de "montaña" (jjuq en naxi) y "valle" (loq), respectivamente. El tercer carácter (situado arriba a la derecha) significa "no", y representa según algunos estudiosos un sol poniente, que, al igual que la partícula negativa, en idioma naxi se pronuncia me. El cuarto carácter (abajo a la derecha) representa un barril o un cubo, que también se utiliza por su valor fonético (tv). Tenemos, por lo tanto, cuatro palabras monosilábicas: jjuq, loq, me y tv. Sin embargo, al interpretar el texto, un sacerdote leerá un total de diecinueve sílabas: jjuq em tv tee rheeq, loq em tv tee rheeq, jjuq em tv yi loq em tv tee rheeq; lo que literalmente significa: aquel tiempo (cuando) las montañas no aparecer, aquel tiempo (cuando) los valles no aparecer, aquel tiempo (cuando) las montañas y los valles no aparecer.

El gran valedor de la escritura dongba fue el botánico, lingüista, explorador y geógrafo austro-estadounidense, Joseph Rock (1884-1962), quien durante años vivió en la región de Lijiang estudiando y descifrando los manuscritos rituales de los naxis y los dio a conocer al mundo mediante varios libros y reportajes. Desafortunadamente, su estudio se vio interrumpido por la llegada al poder de los comunistas en el país asiático. A pesar de que actualmente en China el sistema de escritura dongba está viviendo un particular revival a causa del turismo, durante la denominada revolución cultural china (1966-1976), auspiciada por Mao Zedong, la cultura naxi fue ninguneada, cuando no prohibida, lo que llevó a la destrucción de gran parte de los manuscritos dongba. No obstante, algunos textos lograron zafarse de dicha persecución y acabaron en varias colecciones y museos extranjeros, principalmente de Estados Unidos, Alemania y España; uno de ellos fue el antiguo Museo Etnológico de Barcelona, actualmente transformado en el Museo de Culturas del Mundo de Barcelona, que ofrece estos días a todo aquel que quiera acercarse a su sede una interesante exposición gratuita sobre el pueblo naxi y su excepcional sistema de escritura.



LOS MANUSCRITOS NAXI
Muestra gratuita situada en el vestíbulo del Museo de las Culturas del Mundo
C/Montcada, 12
08003 Barcelona
Teléfono 93 256 23 00
www.museuculturesdelmon.bcn.cat

De martes a sábado de 10h a 19h.
Domingos y festivos, de 10h a 20h.


BIBLIOGRAFÍA:

- Manuscrits naxi, textos dongba al Museu de Cultures del Món, Museo de las Culturas del Mundo, Barcelona, 2015.

Comentarios

Quizás también te pueda interesar...

Catalunya, capital Girona

El president vicario de la Generalitat, Quim Torra, ha afirmado hoy en un acto de campaña de JxCat (la antigua Convergència) que, a su parecer, Gerona (o Girona, como gusten) ha asumido la capitalidad de Cataluña en detrimento de Barcelona, que ha preferido abdicar como tal. Nos encontramos en periodo electoral y lo cierto es que los políticos buscan el titular fácil. Sin embargo, las palabras de Torra no son peccata minuta; no tanto por la afirmación en sí, que resulta de lo más peregrina, sino por lo que se deduce de la misma. Es de sobras conocido el recelo (y, por qué no decirlo, el desprecio) que históricamente el mundo convergente ha sentido hacia Barcelona y su área metropolitana. 
En el imaginario convergente la Ciudad Condal representa el mestizaje, lo charnego; esa ciudad poblada por els altres catalans de Francesc Candel y cuya esencia Pérez Andújar ha sabido captar a la perfección en sus muchos escritos, para disgusto de Toni Albà . En contraposición, Girona es la quintae…

"Allévoy": la desastrosa localización de Final Fantasy VII

Allá por 1997 llegó al mercado español un videojuego que habría de hacer historia. El videojuego en cuestión, Final Fantasy VII, supuso en efecto un antes y un después en varios aspectos: fue la aceptación definitiva por parte del gamer español (y occidental, en general) de un género como el juego de rol japonés (JRPG), hasta entonces con una cuota de mercado más bien reducida; para Sony significó el espaldarazo definitivo para su recién nacida Playstation, que veía consolidado su catálogo con un videojuego que el devenir convertiría en obra de culto; y para los traductores sentó un precedente en la aún incipiente localización de videojuegos. Y no precisamente en el buen sentido... A día de hoy, no hay gamer español que se precie de ser llamado tal al que no le suene el "allévoy" de Cloud, el protagonista del juego en cuestión. Y es que, por si algún lector despistado aún no se ha percatado, la localización al español de la obra de Squaresoft se convirtió en un ejemplo de có…

¡Camaradas! Tres libros y dos cómics para conocer Corea del Norte

Corea del Norte es, sin duda, uno de los estados más herméticos del mundo. Quizás sea por ello que despierte tanto interés y fascinación entre la gente. El último vestigio de la Guerra Fría, que con el paso de las décadas ha pasado a convertirse en la primera y única monarquía comunista del mundo, resulta un lugar del todo inaccesible para el común de los mortales, a no ser que uno esté dispuesto a desembolsar una cifra de dinero nada desdeñable a alguna de las agencias de viajes especializadas en realizar tours por el país o que nos encontramos ante el mismísimo Alejandro Cao de Benós, unico occidental que, por lo visto, entra y sale del país asiático como Pedro por su casa...  El resto de la humanidad se tiene que conformar con las noticias que de vez en cuando nutren los medios de comunicación y que contribuyen a perpetuar la imagen de régimen cuando menos sui generis: la última y surrealista purga dentro de las élites norcoreanas; el lanzamiento de un misil balístico intercontinen…