Ir al contenido principal

El monegasco, la lengua de Mónaco que (casi) nadie habla

Cuando uno visita el Principado de Mónaco, va sin duda con unas ideas preconcebidas de lo que se va a encontrar: lujo y riqueza a espuertas, el casino de Montecarlo, referencias a Grace Kelly y al resto de la familia real monegasca aquí y allá, además de otros tópicos de mayor o menos relevancia que durante años han nutrido el papel couché de medio mundo y que han contribuido a afianzar la imagen de este pequeño país de apenas 2 km² como quintaesencia de la abundancia y el glamur. Sin embargo, justo al cruzar la frontera del diminuto principado, aquellos visitantes más observadores seguramente repararán en los carteles de bievenida en los que se indica, junto al previsible nombre en francés, que se hallan en esos momentos en el "Principatu de Mùnegu". Algunos no le darán mayor importancia al asunto y continuarán con su viaje como si nada. Otros se preguntarán de qué trata aquello, mirarán en Wikipedia y descubrirán que Mónaco cuenta al parecer con una lengua autóctona, aunque probablemente luego se olvidarán de la anécdota, máxime cuando se percaten de que el monegasco (el nombre del idioma en cuestión) cuenta con una presencia más bien testimonial (por no decir, casi inexistente) en las calles del pequeño país. Otros, como servidor, querrán indagar al respecto y descubrir si la situación de la lengua monegasca es tan poco halagüeña como en principio parece.

El monegasco no es oficial en Mónaco, aunque tiene la consideración de lengua nacional según la constitución del principado. Se trata de un dialecto del ligur, una lengua romance formada por diferentes dialectos -entre los que destaca el genovés- y hablada por cerca de medio millón de personas en la zona litoral del noroeste de Italia (en la región de Liguria, que le da el nombre al idioma), en el antiguo Condado de Niza (actualmente en Francia) y, por supuesto, también en Mónaco. 

Según Ethnologue, el monegasco contaba en 2014 con 8210 hablantes, de los cuales, unos 400 lo tendrían como idioma materno. Esta cifra en principio puede antojarse nimia. Sin embargo, no es un número en absoluto nada baladí ya que representa en torno al 21% de la población total del país, que ronda las 38000 almas. Si esta cifra de hablantes supone una realidad contrastada, o se trata más bien de una estadística maquillada por algún empleado del Cumitau Naçiunale d'ë Tradiçiue Munegasche, es un misterio. Lo cierto es que servidor es de la opinión de que la segunda opción sea más plausible, puesto que durante la única ocasión que visitó el principado hace algo más de un año, no logró encontrar mayor rastro del idioma monegasco en el lugar, más allá de los nombres de las calles en las indicaciones del casco antiguo de Mónaco. El resto del tiempo, el idioma que se podía leer y oír por todas partes era el francés (el idioma oficial del país), y en menor medida también el italiano y el inglés.


No obstante, hay un colectivo del país para el cual la lengua monegasca es una realidad más o menos simpática: los estudiantes. En efecto, el currículum escolar del principado incluye el monegasco como asignatura obligatoria. De este modo, los más jóvenes se ven en la tesitura de aprender un idioma que les resulta totalmente ajeno y que, para más inri, no usarán probablemente jamás fuera de las paredes de sus aulas. En efecto, la lengua monegasca es a la práctica inexistente en el día a día. Para muestra, un botón: no se utiliza ni en la radio ni en la televisión del país, su presencia en los organismos oficiales de Mónaco es nula, y cuenta con un corpus literario tan limitado que se reduce a la publicación de un calendario anual y a la reimpresión periódica de los poemas patrióticos de Louis Notari (la única figura de renombre que han dado las letras monegascas). Lamentablemente, el monegasco es una lengua que apenas nadie habla en la esfera pública, a excepción de algunos ancianos y de los más jovenes en las respectivas escuelas.

El gran valedor de la lengua monegasca (o el gran culpable de las pesadillas de algunos estudiantes, según se mire...) es Georges Franzi, un canónigo de la catedral de Mónaco, que en los década de los 70, horrorizado ante la idea de la práctica desaparación del idioma vernáculo, consiguió convencer al Príncipe Rainiero III y la Princesa Gracia (Grace Kelly, para entendernos...) de que era perentorio incluir lecciones obligatorias de monegasco en todas las escuelas del principado. La iniciativa fue sin duda encomiable y, a bote pronto, pareció surtir efecto ya que cuatro décadas después, con los números oficiales en mano, es posible afirmar que nunca en la historia el monegasco había contado con tantos hablantes como ahora. ¿Pero de qué sirve potenciar un idioma en las aulas si luego no va a tener utilidad alguna en la calle?. Es en este aspecto en el que las autoridades monegascas deberían centrar sus esfuerzos mediante políticas de planificación lingüísticas efectivas. Ejemplos en los que inspirarse no les van a faltar.

A pesar de la situación tan aciaga del idioma, durante mi visita a Mónaco conseguí llevarme un pedacito de lengua monegasca. Normalmente cuando visito algún lugar, intento hacerme con un ejemplar de El Principito o Astérix en el idioma local. En este caso no fue posible, ya que o bien no existía tal traducción, o bien se encontraba descatalogada. Sea como fuere, me hice con una gramática monegasca. Quién sabe, quizás en breve deberán sumar un hablante nuevo por estos lares...

La gramática en cuestión incluye también fragmentos de poesía monegasca, en especial del ya mencionado Louis Notari, del cual adjunto un fragmento de su poema "O belu Mùnegu" (El bello Mónaco), que he tenido a bien traducir:

Davu u benstà ri aurivèi,
ma i tói giardin de limunèi
davu travágliu e pan a tüti,
sempre crüverti de sciúre e früti
ch'è máire-gran, ë done, ë figlie
cüglivu leste cuma d'abíglie
ün mesu ai ridi, ün mesu ai canti,
ün mesu a gioia d'i chóei festanti.                                 

* Daban bienestar los olivos,
mas tus jardines de limoneros
daban pan y trabajo a todos,
siempre cubiertos de flores y frutas
que las abuelas, las mujeres, las hijas
recogían ágiles cuales abejas
entre risas, entre cantos,
entre la dicha de los corazones jubilosos.

(* Traducción al castellano realizada por Antonio Tena Corredera)

BIBLIOGRAFÍA:


  • FROLLA, Louis (2009): "Grammaire monégasque", Comité National des Traditions Monégasques, Principado de Monaco.

Comentarios

Lo más visto de la semana

La lengua de los reyes de Aragón

Hoy en día hablar de la Corona de Aragón es, por diferentes razones, motivo de encendida polémica. Unos y otros han querido ver en esta figura histórica las justificaciones a sus pretensiones políticas: desde el catalanismo soberanista hasta el españolismo más centralista, pasando por movimientos igualmente asimétricos como el pancatalanismo de algunos sectores políticos de Cataluña y el anticatalanismo, éste último en forma de episodios, más o menos anecdóticos, como el del blaverismo valenciano o el de algunas plataformas aragonesas como No hablamos catalán/No charrem català. Así pues, cualquier aspecto relacionado con dicha unión dinástica, como puedan ser la denominación de la misma, su organización territorial o el idioma que hablaban sus habitantes, puede resultar en la actualidad motivo de afrenta, incluso entre los  más doctos en la materia. La cuestión de fondo, cómo no,  se debe a la pretensión contemporánea de querer hacer política de acontecimientos acaecidos hace ya vario…

Street Mission: opinión y consejos sobre la nueva atracción de Port Aventura

Port Aventura World, el famoso parque temático situado entre Vilaseca y Salou (Tarragona), estrenó hace un par de meses temporada nueva y lo ha hecho regresando por la puerta grande con su nueva atracción: Street Mission. Se trata de una dark ride(la primera del complejo), ubicada en la zona de SésamoAventura,en la que  los protagonistas son los personajes del mítico programa de Jim Henson, Barrio Sésamo (Sesame Street, en su versión original). Para ello, Port Aventura no ha escatimado en gastos y ha recreado con todo lujo de detalles y un toque muy cartoon el famoso barrio televisivo con el que crecimos muchos de los que nacimos en los 70 y los 80.
La nueva zona, que supone una nada desdeñable ampliación del área del parque destinada a los más pequeños, ha sido obra de las empresas oscenses Tecmolde y Shu Digital bajo la supervisión del propio parque y de Sesame Workshop, una organización estadounidense sin ánimo de lucro cuyo objetivo es la difusión en el mundo de Barrio Sésamo y de …

Llenguaferits: el bilingüismo mata (según TV3)

Anoche TV3 puso toda la carne en el asador. Tras el demoledor informe de la ONG Plataforma per la llenguapublicado hace un par de semanas, en el que se alertaba de que en las escuelas de las zonas urbanas de Cataluña tan solo el 14,6% de las conversaciones durante la hora del recreo eran en catalán, la televisión pública debe de haber visto un filón rentable, por lo que no ha podido evitar sacar tajada al respecto y servir en bandeja una buena dosis de agravio a sus televidentes, tal y como viene siendo habitual durante los últimos años, visto el papel de aparato de agitprop que ha adoptado la emisora desde los albores del processisme
Lo cierto es que, a propósito de tan bajo porcentaje (cuya metodología aun se desconoce), han corrido ríos de tinta y se han rellenado horas de emisión en TV3, mediante tertulias de la autocomplacencia en las que todos sus participantes piensan por lo general lo mismo, y que consisten básicamente en darse la razón los unos a los otros. El 30 Minuts de…

Parles catañol?

Todo y que a algunos esta manera mía de cherrar y escrivir pueda parecerles de eso más rara y fea, no cal que se empreñen. Estoy escriviendo en catañol, una barreja de castellano y catalán que en mi opinión hace mucho gozo y que de aquí a unos años será el idioma que más se haga servir en las conversas de Barcelona y rodalías. ¡Caborias! Me sabe grave que muchos digan que este modo de hablar nuestro no es maco, todo y que a mí, al cabo y a la fin, tanto me es: no me hace vergüenza cherrar así. Otros dicen que los catalanes nos hemos bebido el entendimiento, el seny y la rauxa, y que en Catalunya el castellano se está haciendo malbé, pero yo no creo que sea así ni de buen trozo. ¡Mecagundena! ¿No dicen en Madrit "pantumaca" y aquí ninguno no va a recurrir al Constitucional? Que no se preocupen, que cuando venga a la Meseta, ya miraré de esforzarme. Todo plegado, se está haciendo un grano demasiado, ¿no encuentran? No me gusta ser el típico catalán empreñado que se pasa el día…

El coreano y el paralelo 38

Al sur de la frontera que lleva dividiendo dos sociedades hermanas durante tanto tiempo, multitud de palabras nuevas llegan rápidamente a rebufo de la globalización. De este modo, para los surcoreanos, términos de origen inglés como "shampoo" (champú), "juice" (zumo, jugo) y "selfservice" (autoservicio), son palabras de uso diario. Para los desertores norcoreanos, en cambio, no significan absolutamente nada. Si se cambian las tornas, también se puede aplicar el mismo principio: la gente de Seúl se extraña al oír palabras tan norcoreanas como "salgyeolmul" (살결물), que literalmente significa "agua para la piel"  (lo que en el Sur sería "skin lotion" o crema hidratante). Dos países, enemigos mortales, unidos por lazos históricos, familiares... y lingüísticos, aunque hasta un cierto punto. La división de la península coreana, que dura ya más de siete décadas, ha creado una creciente barrera lingüística que da lugar a malentendidos…