Ir al contenido principal

El catalán no mola entre el "jovent" de Barcelona

El Ayuntamiento de Barcelona alerta de que el uso del catalán entre los jóvenes ha disminuido en los últimos años. De este modo, ha pasado de ser la lengua habitual del 35,6% de los niños y adolescentes en 2015 a ser la del 28,4% en 2021. Según los datos recogidos en la Encuesta de la Juventud de Barcelona 2021, el catalán es una lengua más bien anecdótica en algunos distritos. En Nou Barris, por ejemplo, sólo un 5,1% de la juventud tiene el catalán como lengua habitual. Un 86%, en cambio, se comunica en castellano y el resto utiliza otros idiomas, como el inglés. Por eso el consistorio iniciará un conjunto de acciones que ayuden a revertir esta situación.

El teniente de alcalde de Cultura, Jordi Martí, achaca las cifras a los cambios demográficos de los últimos años ya la transformación digital, con el impacto (en castellano) que las pantallas han tenido en la población juvenil. Reconoce, eso, sí, que "todo lo que hacemos ahora por el catalán llega tarde" y pese a las diferencias entre distritos, Martí apunta que en todos los porcentajes están "muy lejos de una situación de normalización". "La situación reclama actuaciones", afirma.

Si se miran en detalle los datos facilitados por el Ayuntamiento de Barcelona, ​​se constata que Sarrià - Sant Gervasi es el distrito donde más jóvenes hablan catalán, con un porcentaje de casi el 45%. Le siguen Gràcia (43,5 %), Les Corts (39,7 %), Horta-Guinardó (36,6 %) y el Eixample (35,9 %). En cambio, los distritos donde los jóvenes hablan menos catalán son: Nou Barris (5,1 %), Ciutat Vella (15,9 %), Sants-Montjuïc (22,6 %), Sant Martí (23,2 %) y Sant Andreu (23,6%). He aquí la lista completa con los datos detallados:



El Ayuntamiento ha creado un grupo de personas expertas en diferentes ámbitos para que trabajen en el diseño de acciones que ayuden a revertir la situación en ámbitos como la enseñanza, el ocio, el deporte, la sanidad o la empresa y el comercio. Está previsto, por ejemplo, impulsar unos Juegos Florales digitales. También se crearán vídeos en Instagram para fomentar el uso del catalán y se formará entrenadores para que lo utilicen a la hora de dinamizar las actividades. En los centros de secundaria recibirán la visita de influencers que puedan servir de referente en el uso del catalán y que mitiguen la gran presencia de castellano en las plataformas.

También se fomentará la proyección de cine en catalán en la ciudad, mediante acuerdos con festivales y se creará el Día de la Lengua en Barcelona. En cuanto a las medidas relacionadas con el comercio se realizarán cursos específicos de catalán para empresas instaladas en Barcelona, ​​y se creará la campaña “Bon dia tingui” para fomentar el uso de la lengua catalana en los comercios.  En el campo del deporte, se incluye la formación en lengua catalana para entrenadores y árbitros. En otros ámbitos como la sanidad, por ejemplo, se realizará un programa de bienvenida para el personal médico que venga a trabajar a la ciudad desde el resto de España o el extranjero y se impulsará el voluntariado lingüístico entre los trabajadores del Ayuntamiento.

Más allá de la población joven, la situación del catalán en la ciudad es también mala en el resto de franjas de edad. Según la Encuesta de Usos Lingüísticos de la Población del año 2018 un 27% de los ciudadanos usa poco el catalán y un 26% no lo usa nunca, lo que suma un 53% de residentes cuya relación con la lengua catalana es más bien nula. En el otro extremo, un 11% de los ciudadanos usa mucho el catalán en su día a día, un 19% lo utiliza bastante y un 17% medianamente.

Ambos estudios observan en cualquier caso un debilitamiento del catalán en su función de elemento de cohesión social y como vehículo de pertenencia a la comunidad, así como un proceso de desconexión emocional hacia el catalán entre cada vez más residentes de la Ciudad Condal. Los estudios muestran asimismo un cambio en la composición sociolingüística de Cataluña, con una reducción en el porcentaje de hablantes iniciales de catalán, especialmente en Barcelona y su área metropolitana, y la tendencia a dejar de utilizar el catalán en situaciones bilingües.

La opinión pública se pregunta ahora cuáles han podido ser los motivos que hayan llevado a la actual situación. De hecho, las redes sociales han echado humo en los últimos días en torno a la cuestión. Algunos lo achacan a los nuevos influjos migratorios, otros a las nuevas formas masivas de ocio en las que el castellano y el inglés resultan imperantes. Los hay también quienes han querido ver en ello otra de las tantas consecuencias del procés. Lo cierto es que probablemente todo se deba a un conjunto de motivos que merecen un análisis más profundo y sosegado del que se da en los foros de opinión digitales… y en los mentideros políticos, dicho sea de paso.  

Comentarios

Lo más visto de la semana

Élite y el absurdo (o no) de su doblaje al español "latino"

El pasado viernes Netflix estrenó la segunda temporada de Élite , una de las series españoles más populares del catálogo de la plataforma audiovisual estadounidense con el permiso, claro está, de La casa de papel . He de reconocer que, a pesar de ser una serie en la que los clichés y los  déjà vus con respecto a otras producciones abundan, Élite me tiene enganchado. Esas series en las que actores veinteañeros se hacen pasar por adolescentes que anteponen el fornicio y el libre albedrío a los estudios y la Play , y cuyas vidas se ven constantemente asediadas por preocupaciones y problemas más bien propios de treintañeros (para goce y disfrute del televidente), siempre han sido para mí una suerte de placer culpable . Quizás sea por ello que, al igual que ya sucediera con la primera temporada, los ocho capítulos de esta segunda tanda han sido carne de maratón de fin de semana y han pasado ante mí como un suspiro. El mono hasta el estreno de la ya confirmada tercera temporada va

"Allévoy": la desastrosa localización de Final Fantasy VII

Allá por 1997 llegó al mercado español un videojuego que habría de hacer historia. El videojuego en cuestión, Final Fantasy VII , supuso en efecto un antes y un después en varios aspectos: fue la aceptación definitiva por parte del gamer  español (y occidental, en general) de un género como el juego de rol japonés (JRPG), hasta entonces con una cuota de mercado más bien reducida; para Sony significó el espaldarazo definitivo para su recién nacida Playstation, que veía consolidado su catálogo con un videojuego que el devenir convertiría en obra de culto; y para los traductores sentó un precedente en la aún incipiente localización de videojuegos. Y no precisamente en el buen sentido... A día de hoy, no hay gamer español que se precie de ser llamado tal al que no le suene el "allévoy" de Cloud, el protagonista del juego. Y es que, por si algún lector despistado aún no se ha percatado, la localización al español de la obra de Squaresoft se convirtió en un ejemplo de cómo no tra

Hangeul: el alfabeto coreano

A diferencia de sus vecinos chinos o japoneses, a la hora de escribir los coreanos no utilizan los  ideogramas  que a la mayoría de occidentales se les antojan enrevesados e ininteligibles. En la península coreana cuentan con su propio alfabeto llamado hangeul (o hangul). Se considera uno de los alfabetos más eficientes y concisos del mundo, lo que le ha merecido elogios por parte de muchos lingüistas debido, principalmente, a su funcionamiento científico y racional: "El hangeul debe ser considerado uno de los mayores logros intelectuales de la humanidad." Geoffrey Sampson, lingüísta y profesor, Universidad de Sussex "El hangeul es el mejor sistema de escritura del mundo ya que se fundamenta a partes iguales en principios filosóficos tradicionales y en teorías científicas." Werner Sasse, profesor, Universidad de Hamburgo "El hangeul es el sistema de escritura fonémica más avanzado del mundo y se sitúa por delante del alfabeto latino." Umeda Hi

Sexoglosia

En un tono más distendido,  y en referencia a una conversación mantenida hace unos días con algunos amigos, rescato hoy del cajón desastre que es mi disco duro una reflexión que escribí años atrás. Hete aquí el texto: Carlos I fue un monarca políglota; de hecho, hay varias citas realizadas por esta ilustre figura del Siglo de Oro español relacionadas con este hecho de conocer y desenvolverse con soltura en diferentes idiomas. Quizás la que más me guste sea la que seguidamente os transcribo: "Hablo italiano con las mujeres, francés con los hombres, alemán con los caballos y español con Dios". Aunque tal y como os he comentado, existen otras versiones que difieren en el uso que dicho rey decía emplear con cada una de las lenguas que conocía. Sea como fuere, está claro que hoy en día dichas funciones lingüísticas han quedado del todo obsoletas para el común de los mortales. Asimismo, y hablando de idiomas, quisiera evocar, a colación del tema de hoy, algún que ot

El español de las telenovelas, ¿une o desune?

Cuando las primeras telenovelas vieron la luz hace unos sesenta años, el contenido local de las mismas era más que evidente, y prueba de ello era el tipo de español que se utilizaba en cada una de ellas dependiendo de su nacionalidad. Sin embargo, vista la proyección transnacional de dicho género, en la última década han proliferado las coproducciones a nivel panamericano, y también transoceánico (principalmente con España), lo que ha desembocado en una progresiva homogeneización del producto que, por supuesto, afecta también al idioma. En efecto, el español utilizado en las telenovelas es cada vez más estándar, y muchas veces sería difícil atribuirle una nacionalidad específica a alguna de estas producciones, dada la casi inexistencia de dialectalismos que hay en los diálogos. Según varios expertos en temas audiovisuales, un recurso de creciente aplicación para mejorar las posibilidades de éxito transnacional de las telenovelas (en el ámbito hispanohablante) es la incorporación de a