Ir al contenido principal

El oasis aranés



Los Pirineos son por su situación geográfica entre varias realidades sociopolíticas una zona de alto interés lingüístico. Varios son los factores que llevan a hacer tal afirmación: el multilingüismo andorrano, los últimos reductos de fabla aragonesa en el Pirineo oscense, la zona vascófona de Navarra y, el tema que hoy nos ocupa, el oasis que supone dentro del dominio occitano el Valle de Arán. Dicho valle es el único enclave del territorio históricamente conocido como Occitania bajo jurisdicción española. Tiene una superficie de unos 633 km2 y cuenta con poco más de 10.000 habitantes. Dicha zona ha sido durante gran parte de la democracia moderna española el único territorio del país con tres lenguas oficiales: el aranés, el catalán y el castellano.  El aranés es el nombre con el que se conoce en el Valle de Arán el dialecto occitano que allí se ha hablado desde la romanización de aquellas contradas. Esta lengua neolatina, muy próxima al catalán, es la propia de gran parte de lo que hoy es el sur de Francia (la denominada Occitania), abarcando su territorio lingüístico un total de 200.000 km2 aproximadamente en el que se encuentran repartidos casi 16.000.000 de personas. A pesar de tan elevada cifra poblacional, el occitano, que otrora gozaba de gran prestigio al ser considerado un idioma de expresión artística y cultural entre trovadores, sobrevive hoy en día a duras penas ante la política claramente lingüicida y centralista del estado francés que ha tachado históricamente a la lengua de oc de mero patois. Es tal el grado de marginación y el poco interés que suscita el occitano entre las autoridades francesas que incluso se desconoce a ciencia cierta el número de hablantes; los más pesimistas hablan de unas 600.000 personas, aunque hay cifras más halagüeñas que elevan el número a unos dos millones. Sea como fuere, y por paradójico que resulte, el único lugar de la Occitania histórica en el que actualmente el occitano es oficial y donde cuenta con algún tipo de promoción y protección por parte de las autoridades competentes es el Valle de Arán. 


Mapa de Occitania

Según la encuesta de usoslingüísticos de 2001 del Instituto de Estadística de la Generalitat de Catalunya (IDESCAT), el aranés es la segunda lengua del valle por número de hablantes nativos con un 34,2%, siendo el castellano la primera con un 38,8% y el catalán la tercera con un 19,4%. La siguiente tabla resume en números totales los diferentes tipos de conocimientos del aranés entre los hablantes de Arán. 



Conocimiento del aranés
Conocimiento
Personas
Porcentaje
Lo entiende
6.712
88,88%
Lo sabe hablar
4.700
62,24%
Lo sabe leer
4.413
58,44%
Lo sabe escribir
2.016
26,69%

Indicaciones en aranés
Durante los últimos años, el aranés ha visto crecer su uso en la rotulación y señalética, así como su importancia institucional. Prueba de ello es la ley del occitano que aprobó el pasado 22 de septiembre de 2010 el parlamento catalán mediante la cual el occitano pasa a ser lengua oficial en toda Cataluña y la preferente en el Valle de Arán. La ley blinda, por ejemplo, la prevalencia del aranés como lengua vehicular en las escuelas del valle. Dicho edicto hace, además, de la comunidad catalana el único territorio trilingüe de toda España (catalán, castellano y aranés).  Asimismo, la presencia del occitano en los medios audiovisuales, aunque aún testimonial, se va incrementando. El canal informativo de Televisió de Catalunya 3/24 ofrece, por ejemplo, cada día un bloque informativo de 15 minutos en aranés. Por otra parte, una vez a la semana la cadena pública Barcelona, Barcelona Televisió (BTV), ofrece un informativo en aranés de nombre Infòc con subtítulos en catalán. Parece ser que, a pesar de las vicisitudes de la historia y de la precaria situación que ahora vive en gran parte de su dominio lingüístico, el occitano cuenta en Arán con un verdadero santuario que vela por la supervivencia del idioma del sí (“òc” en occitano significa afirmación).



ACTUALIZACIÓN: El Gobierno recurrirá por inconstitucionalidad la ley del aranés, 22 de julio de 2011 http://alturl.com/bknc6







Comentarios

  1. Bueno, no es que sea una lengua cercana al catalán...
    El occitano es al catalán lo que el galaico-portugués es al gallego y al portugues.
    El catalán en sentido estricto es una lengua desgajada del tronco común occitano ( que presenta poca unififormidad)
    Teniendo en cuenta la proximidad de todas las variantes galohispanicas del latín se puede decir que es la misma lengua. Si bien el catalán ha recibido un influjo formal del frances y el occitano informal. De tal manera que el occitano presenta muchas variantes comunes con el resto de dialectos galohispanicos (portugués, castellano, asturiano, valenciano) que el catalán ha sustituido por galicismos.
    Cosa de los gramáticos....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho, al catalán se le llamó en ocasiones lemosín hasta tiempos de Pompeu Fabra :-)

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Quizás también te pueda interesar...

Catalunya, capital Girona

El president vicario de la Generalitat, Quim Torra, ha afirmado hoy en un acto de campaña de JxCat (la antigua Convergència) que, a su parecer, Gerona (o Girona, como gusten) ha asumido la capitalidad de Cataluña en detrimento de Barcelona, que ha preferido abdicar como tal. Nos encontramos en periodo electoral y lo cierto es que los políticos buscan el titular fácil. Sin embargo, las palabras de Torra no son peccata minuta; no tanto por la afirmación en sí, que resulta de lo más peregrina, sino por lo que se deduce de la misma. Es de sobras conocido el recelo (y, por qué no decirlo, el desprecio) que históricamente el mundo convergente ha sentido hacia Barcelona y su área metropolitana. 
En el imaginario convergente la Ciudad Condal representa el mestizaje, lo charnego; esa ciudad poblada por els altres catalans de Francesc Candel y cuya esencia Pérez Andújar ha sabido captar a la perfección en sus muchos escritos, para disgusto de Toni Albà . En contraposición, Girona es la quintae…

"Allévoy": la desastrosa localización de Final Fantasy VII

Allá por 1997 llegó al mercado español un videojuego que habría de hacer historia. El videojuego en cuestión, Final Fantasy VII, supuso en efecto un antes y un después en varios aspectos: fue la aceptación definitiva por parte del gamer español (y occidental, en general) de un género como el juego de rol japonés (JRPG), hasta entonces con una cuota de mercado más bien reducida; para Sony significó el espaldarazo definitivo para su recién nacida Playstation, que veía consolidado su catálogo con un videojuego que el devenir convertiría en obra de culto; y para los traductores sentó un precedente en la aún incipiente localización de videojuegos. Y no precisamente en el buen sentido... A día de hoy, no hay gamer español que se precie de ser llamado tal al que no le suene el "allévoy" de Cloud, el protagonista del juego en cuestión. Y es que, por si algún lector despistado aún no se ha percatado, la localización al español de la obra de Squaresoft se convirtió en un ejemplo de có…

¡Camaradas! Tres libros y dos cómics para conocer Corea del Norte

Corea del Norte es, sin duda, uno de los estados más herméticos del mundo. Quizás sea por ello que despierte tanto interés y fascinación entre la gente. El último vestigio de la Guerra Fría, que con el paso de las décadas ha pasado a convertirse en la primera y única monarquía comunista del mundo, resulta un lugar del todo inaccesible para el común de los mortales, a no ser que uno esté dispuesto a desembolsar una cifra de dinero nada desdeñable a alguna de las agencias de viajes especializadas en realizar tours por el país o que nos encontramos ante el mismísimo Alejandro Cao de Benós, unico occidental que, por lo visto, entra y sale del país asiático como Pedro por su casa...  El resto de la humanidad se tiene que conformar con las noticias que de vez en cuando nutren los medios de comunicación y que contribuyen a perpetuar la imagen de régimen cuando menos sui generis: la última y surrealista purga dentro de las élites norcoreanas; el lanzamiento de un misil balístico intercontinen…