Ir al contenido principal

Diglosia: el griego

diglosia. (del griego δίγλωσσος) Bilingüismo, especialmente cuando una de las lenguas 
goza de prestigio o privilegios sociales o políticos superiores. 
                                                                                                                 (DRAE)


La lengua griega, tras el esplendor de la Antigüedad clásica, siguió una evolución natural que la llevó, como a cualquier otra, al desarrollo y al cambio de algunas de sus características lingüísticas. Una vez caído el Imperio Bizantino, el griego pasó a ser la lengua de una cultura, la expresión de una civilización -la helenística-, que sobrevivió a la dominación otomana, aun recibiendo una fuerte influencia del turco, hasta que en el siglo XIX volvió a convertirse en la lengua de una nación independiente.

La situación moderna del griego se ha caracterizado por la existencia de un conflicto lingüístico, agudo y difícil, en el que se han enfrentado, o yuxtapuesto, dos variedades: por un lado, el griego vivo y moderno, el que ha sufrido los mil avatares, cambios e influjos que el tiempo le ha deparado con su paso, el que habla la gente en la calle, el que conoce una división dialectal con rasgos que trazan fronteras entre el norte y el sur, el este y el oeste de Grecia: el griego demotikí (δημοτική, griego popular); por otro lado, el griego culto y arcaizante, el de los usos formales y solemnes, la variedad de la Administración, de la religión y de la prensa oficial, de la ciencia y la tecnología: el katharévusa (kαθαρεύουσα, griego purificado, purista). Existen, pues, dos variedades a las que se les han asignado funciones distintas y cuyos usos sociales han llegado a ser considerados como excluyentes.

Desde finales del siglo XIX, sin embargo, esa dualidad lingüístico-funcional comenzó a romperse formalmente al producirse algunos hechos de singular importancia: en esa época empezaron a escribir en demotikí algunas de las personalidades literarias más representativas, que abandonaron de forma expresa el uso del katharévusa; además, el demotikí se introdujo en la escuela como medio de enseñanza, arraigando, al parecer, de una forma sólida, puesto que, cuando en 1967 se introdujo de nuevo en la escuela el katharévusa,  el demotikí ya era la única variedad en la enseñanza secundaria.

Esta situación, consolidada a lo largo del siglo XX, ha favorecida enormemente la filtración de elementos lingüísticos de una variedad a otra, así como la confusión de algunas funciones socio-comunicativas. Tan sólo parece claro, y no es que sea poco, que el katharévusa es la variedad de los tribunales de justicia, de la legislación, del Ejército y del mundo de la oficialidad escrita, mientras que el demotikí es la lengua de la comunicación cotidiana, pero también de la literatura y de la cultura en general. El uso del demotikí ha estado asociado a los niveles sociales populares, más populistas, e incluso a los grupos políticos extremistas, pero esta creencia se ha ido debilitando conforme la variedad se ha ido extendiendo en la sociedad y a medida que se ha ido impregnando del prestigio de la cultura. La lengua hablada ha acusado intensamente el intercambio y la mezcla de elementos de las dos variedades -no tanto la lengua escrita- y por ello se puede decir que entre una y otra actualmente no hay unos límites evidentes, ni lingüísticos ni funcionales.



Para muestra, un botón. He aquí dos ejemplos de un mismo texto en katharevusa y demotikí, con sus respectivas transcripciones y la correspondiente traducción al español:

Katharévusa- Kαθαρεύουσα 

 δ' π τς λλάδος ποδημία του γένετο πρόξενος πολλν δίκων κρίσεων περ προσώπων κα πραγμάτων κα πρτα πρτα τς περ ς νωτέρω γινε λόγος πρς τν κλρον συμπεριφορς του. ν ζη ν λλάδι κα ρχετο ες πικοινωνίαν πρς τν κλρον κα γνώριζεν κ το πλησίον χι μόνον τς κακίας, λλ κα τς ρετς ατοχι μόνον πολ θ συνετέλει ες διόρθωσίν τινων κ τν κακν ν τ κκλησί χόντων, λλ κα δν θ κουεν σα κουσεν κ τν περβολικν κατ το κλήρουκφράσεών 
 E d’apo tes Ellados apodemia tou egeneto proxenos pollon adikon kriseon peri prosopon kai pragmaton kai prota prota tes peri esanotero egine logos pros ton kleron synperiphoras tou. An eze en Elladi kai ercheto eis epikoinonian pros ton kleron kai egnorizen ek tou plesion ochi monon tas kakias, alla kai tas aretas autou ochi monon polu tha sinetelei eis diorthosin tinon ek ton kakon en te Ekklesia echonton, alla kai den tha ekouen osa ekousen ek ton yperbolikon kata tou klerou ekphraseon.

Demotikí- Δημοτική
Η αποδημία του από την Ελλάδα έγινε πρόξενος πολλών άδικων κρίσεων για πρόσωπα και πράγματα και πρώτα πρώτα, για την οποία έγινε λόγος παραπάνω, της συμπεριφοράς του προς τον κλήρο. Αν ζούσε στην Ελλάδα και ερχόταν σε επικοινωνία με τον κλήρο και γνώριζε από κοντά όχι μόνο τις κακίες, αλλά και τις αρετές αυτού, όχι μόνο θα συντελούσε πολύ στη διόρθωση μερικών από τα κακά που υπάρχουν στην Εκκλησία, αλλά και δεν θα άκουγε όσα άκουσε εξαιτίας των υπερβολικών εκφράσεών του εναντίον του κλήρου.
 E apodemia tou apo ten Ellada egine proxenos pollon adikon kriseon gia prosopa kai pragmata kai prota prota, gia ten opoia egine logos parapano, tes symperiforas tou pros ton klero. An zouse sten Ellada kai erchotan se epikoinonia me ton klero kai gnorize apo konta ochi mono tis kakies, alla kai tis aretes autou, ochi mono tha syntelouse polu ste diorthose merikon apo ta kaka mou yparchoun sten Ekklesia, alla kai den tha akouge osa akouse exaitias ton yperbolikon ekphraseon tou enantion tou klerou.

Traducción: Su expatriación de Grecia fue a causa de muchos juicios injustos relacionados con diferentes situaciones y  personas, pero sobre todo por su comportamiento con el clero, lo que ya se ha comentado anteriormente. Si hubiera vivido en Grecia y hubiera estado en contacto con el clero y hubiera conocido de cerca no sólo la  infamia de éste, sino también sus virtudes, no sólo hubiera contribuido mucho a arreglar los problemas internos de la Iglesia, sino que no habría escuchado lo que escuchó debido a sus exagerados sentimientos en contra del clero.



 Fuente: Μεγάλη Ελληνική Εγκυκλοπαίδεια
Transcripciones y traducción: Antonio Tena Corredera 


Artículo relacionado: Diglosia: el noruego

Comentarios

  1. Hi. If you need any info about Chabacano, just send me an email. Would you like to exchange links?Thanks

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lo más visto de la semana

Élite y el absurdo (o no) de su doblaje al español "latino"

El pasado viernes Netflix estrenó la segunda temporada de Élite, una de las series españoles más populares del catálogo de la plataforma audiovisual estadounidense con el permiso, claro está, de La casa de papel. He de reconocer que, a pesar de ser una serie en la que los clichés y los déjà vus con respecto a otras producciones abundan, Élite me tiene enganchado. Esas series en las que actores veinteañeros se hacen pasar por adolescentes que anteponen el fornicio y el libre albedrío a los estudios y la Play, y cuyas vidas se ven constantemente asediadas por preocupaciones y problemas más bien propios de treintañeros (para goce y disfrute del televidente), siempre han sido para mí una suerte de placer culpable. Quizás sea por ello que, al igual que ya sucediera con la primera temporada, los ocho capítulos de esta segunda tanda han sido carne de maratón de fin de semana y han pasado ante mí como un suspiro. El mono hasta el estreno de la ya confirmada tercera temporada va a resultar mu…

La lengua de los reyes de Aragón

Hoy en día hablar de la Corona de Aragón es, por diferentes razones, motivo de encendida polémica. Unos y otros han querido ver en esta figura histórica las justificaciones a sus pretensiones políticas: desde el catalanismo soberanista hasta el españolismo más centralista, pasando por movimientos igualmente asimétricos como el pancatalanismo de algunos sectores políticos de Cataluña y el anticatalanismo, éste último en forma de episodios, más o menos anecdóticos, como el del blaverismo valenciano o el de algunas plataformas aragonesas como No hablamos catalán/No charrem català. Así pues, cualquier aspecto relacionado con dicha unión dinástica, como puedan ser la denominación de la misma, su organización territorial o el idioma que hablaban sus habitantes, puede resultar en la actualidad motivo de afrenta, incluso entre los  más doctos en la materia. La cuestión de fondo, cómo no,  se debe a la pretensión contemporánea de querer hacer política de acontecimientos acaecidos hace ya vario…

"El principito" traducido al chabacano

Si, al leer el titular del presente artículo, algún lector despistado piensa que me he equivocado escribiendo, o que el clásico de Saint-Exupéry cuenta ahora con una versión quinqui, lamento informarle de que va del todo errado. En efecto, una de las obras más atemporales de la literatura francesa, "El principito",  ha sido traducida al chabacano, una lengua criolla de base española hablada en diferentes lugares de Filipinas. Dicho idioma, que conjuga una sintaxis eminentemente de origen español con unas estructuras gramaticales  malayas, tiene tan peculiar nombre ya que en tiempos de la colonia, a oídos de los españoles, sonaba vulgar y zafio. Sin embargo, lo que para algunos no era más que una especie de "español de trapo" en boca de los nativos del lugar acabó evolucionando y convirtiéndose en una lengua de pleno derecho.

¿Dónde está el portugués en Macao?

Hace un par de meses, aprovechando una breve estancia en Hong Kong, decidí hacer una escapada de un día a la cercana Macao, antigua colonia portuguesa que retornó a la Madre China en 1999 tras casi cinco siglos de dominación lusa. Lo cierto es que Macao siempre me había llamado la atención: un territorio de apenas 30 km2 en medio de Asia en el que Portugal estaba presente hasta hace apenas quince años. Dado que siempre he sentido atracción por estas singularidades históricas, amén de que mi simpatía por la cultura portuguesa es más que evidente, el viaje a Macao se me antojaba una experiencia fascinante. Una vez llegado en ferry al puerto de Taipa, tras una hora de viaje por mar desde Kowloon (Hong Kong), me maravillé al ver que todas las indicaciones estaban escritas en portugués y chino cantonés. Decidido a hablar en portugués con todo el mundo posible, y haciendo caso omiso a todos los comentarios aciagos que había leído en foros y páginas de internet sobre que el portugués se habí…

Filipinas: el regreso del español en los medios

De la cima a la sima. Nunca una expresión tan sucinta como ésta había resumido tan bien el periplo del idioma castellano en Filipinas. Tras ser la primera (y por entonces única) lengua oficial del país luego de la declaración de independencia en 1898, el español dejó de ser definitivamente idioma oficial en Filipinas a raíz de la promulgación de la Constitución de 1973, y asignatura obligatoria en las universidades del país en 1987, cuando se aprobó una nueva Carta Magna durante el mandato de Corazón Aquino. Todo ello se debió a varios motivos, pero principalmente a la invasión y colonización norteamericana tras la marcha de la administración española y la consecuente imposición del inglés como idioma de cultura y de la instrucción. Hechos como la práctica destrucción durante la Segunda Guerra Mundial del distrito manileño de Intramuros, morada de gran parte de las familias hispanofilipinas, o el régimen de Ferdinand Marcos que forzó a muchos hispanofilipinos al exilio en España y Es…