Ir al contenido principal

Galicia vs Galiza

Versión en galego aquí.

Hace unas semanas, paseando por el centro de Vigo me topé con una pintada en gallego que rezaba "29M FOLGA XERAL" alentando a seguir la huelga general que tuvo lugar el pasado 29 de marzo en lo que hasta ahora viene siendo España. La cosa no habría sido más que una anécdota poco memorable si no fuera porque esa misma mañana, y a pocas calles de distancia de donde se encontraba el anterior grafiti, pude leer otro escrito de similar contenido pero visualmente harto distinto: "29 MARÇO GREVE GERAL". El idioma utilizado era de nuevo el gallego, pero en esta ocasión en su versión reintegracionista, es decir, siguiendo la norma ortográfica portuguesa y tomando vocablos propios de aquel habla. Fue llegado a este punto cuando me dio por cavilar acerca de esta especie de "limbo ortográfico", si se me permite tal expresión, en el que se encuentra el gallego en la actualidad a falta del quórum necesario sobre su ortografía: por una parte, se sitúan los aislacionistas (o autonomistas), que abogan por una lengua galaica como entidad independiente dentro de la familia de idiomas neolatinos;  y por otra, los reintegracionistas (y los lusistas), que consideran el gallego una variante más del diasistema lusófono, junto al portugués y el brasileño.



Carteles informativos sobre la huelga del 29 de marzo escritos según
la norma aislacionista (arriba) y la reintegracionista (abajo)

A tenor de los acontecimientos, pareciera que la corriente aislacionista es hoy en día la imperante en cuestiones de ortografía gallega, puesto que las normas "oficiales" de la Real Academia Galega, en contraposición a las de  la Associaçom Galega da Língua, se enmarcan en gran parte dentro de dicha corriente y , por ejemplo, incluyen, para horror de los reintegracionistas y lusistas más acérrimos,  grafías en principio tan poco gallegas como la -ñ- o la –ll-, en lugar de sus equivalentes más enxebres -nh- y -lh-, respectivamente. A pesar de ello, en los últimos años se ha intentado acercar posturas entre ambos movimientos y han pasado a la oficialidad ortográfica grafías que anteriormente estaban totalmente proscritas, gracias a una reforma (de mínimos, según la mayoría de reintegracionistas y lusistas) aprobada en 2003 y conocida en el ámbito gallego como la "reforma da concordia".  Verbigracia, desde entonces, entre otras variaciones y aceptaciones, la denominación histórica "Galiza", preferida por los sectores  nacionalistas, ha pasado a ser válida junto a la ya oficial "Galicia".

Son muchos los que piensan, empero, que el gallego oficial propugnado tanto por la RAG como por la Xunta no es más que un mero castrapo o idioma influenciado en demasía por el castellano, fruto de los siglos de diglosia y de supeditación lingüística. Quizás sea precisamente esta situación endémica de diglosia el motivo por el cual, durante mis varias visitas a Galicia, haya percibido que el gallego es relegado, en la mayoría de ocasiones por decisión de sus propios hablantes, al ámbito privado y familiar, siendo el castellano el que ocupa mayores cuotas de oficialidad tanto en lo social como en lo político. Claro está que estoy hablando desde la más absoluta subjetividad, aunque mucho me temo que aquello de que “o galego non vale de Galicia para fóra" ("o galego nom vale de Galiza para fora", según la norma reintegracionista) aún pervive entre muchos gallegos que menosprecian su idioma, desconocedores seguramente de la tradición cultural que los une al resto de pueblos lusófonos.

Sea como fuere, y no obstante la oficialidad del aislacionismo, la corriente reintegracionista ha estado siempre latente en gran parte del imaginario colectivo gallego contemporáneo, independientemente de la ideología política de cada cual, y por mucho que en la actualidad dicho movimiento se asocie a la izquierda nacionalista y/o independentista. Castelao, uno de los padres del nacionalismo gallego, dijo en 1942 que "o galego é un idioma extenso e útil porque- con pequenas variantes- fala-se no Brasil, em Portugal e nas colónias portuguesas". Sorprendentemente, en las antípodas ideológicas de Castelao, Manuel Fraga, presidente de la Xunta de Galicia desde 1990 hasta 2005, reconoció en 1995 durante un consejo del gobierno gallego que "eu parto da base de que galego, portugués e brasileiro é todo a mesma cousa". Sobran traducciones y reinterpretaciones. Así pues, visto el consenso político que parece haber al respecto, ¿por qué el reintegracionismo no ha triunfado hasta ahora en la sociedad gallega? La respuesta es una incógnita; quizás todo responda a intereses de cariz político.  Quizás, vayan ustedes a saber, todo se deba a la galaica retranca, que hace del gallego ante las adversidades un ser ambiguo y, sobre todo, pragmático, a la espera de tiempos mejores. Por ello, ante la pregunta de si son el gallego y el portugués el mismo idioma, con toda seguridad más de un gallego responderá simple y llanamente: "depende...





Comentarios

  1. Buen artículo. Es conveniente saber que, además de por cuestiones ortográficas, el isolacionismo lingüístico patrocinado por la Rag, Xunta, etc.. padece, comete y provoca graves errores en el uso de la lengua gallega, sea en la normativa que fuere: "folga" en gallego significa "descanso". Por eso quien convoca una "folga xeral" [sic] no está promoviendo una "huelga", acto reivindicativo de carácter político o sindical, sinó un descanso que bien merecido se lo tenía el 'normativizador' que propuso ese calco español (y muchos otros) para construir ese 'galeguiño faciliño' que no precisa ni traducción.. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y ¿Por qué usar "greve", que es un préstamo del francés al portugués?

      Eliminar
    2. Hay tres posibilidades:

      a) español: folga
      b) português: greve
      c) inventar

      Cual de las tres es la mas eficaz para evitar que el gallego sea diluído en el castellano? That´s the question.

      Eliminar
  2. Las lenguas vivas están sujetas a influencias, tanto forzadas como espontáneas. El reintegracionismo es algo parecido a obligar a los italianos a volver al latín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente tengas razón. De todas maneras, no es lo mismo el gallego que se escucha en TVG que el que se escucha en los pueblos y aldeas de Galicia. Tal y como indicó el primer comentario, parece que se quiera potenciar una especie de "galeguiño faciliño". Yo creo que lo ideal sería algo a medio camino entre isolacionismo y el reintegracionismo. Saludos

      Eliminar
    2. Pero O GALEGO
      FUE PROHIBIDO Y PERSEGUIDO.
      "NO QUEDO NADIE Q LO ESCRIBIERA"
      Tras
      La "DOMA Y CASTRACION DEL REINO DE GALIZIA"
      de la Genocida ISABEL
      A ESO
      NO SE LE LLAMA
      "INFLUENCIA"
      Tiene otro Nombre

      Eliminar
    3. Toni Tena.
      A DUPLA VARA DE MEDIR.
      "E LOGO O ESPANHOL
      DA TVE
      E O MESMO Q ESCOITAS NA ANDALUCIA???
      POR EXPLO
      Otra cosa.
      Si el Galego de Valença do Minho ( a 100 mts de Tui)
      Y q yo entiendo y ellos a mi.
      Son 2 IDIOMAS DIFERENTES.
      EL
      MEXICANO Y EL
      MADRILEÑO
      TAMBIEN
      DIGO YO

      Eliminar
    4. Si, al leer el artículo, has entendido que para mí el gallego y el portugués son idiomas diferentes, realmente es que no has entendido nada. Saludos ;-)

      Eliminar
    5. Las lenguas vivas están sujetas a influencias, tanto forzadas como espontáneas. El reintegracionismo es intentar que el gallego no desaparezca en el castellano.

      Eliminar
  3. Toni Tena:
    "De todas maneras, no es lo mismo el gallego que se escucha en TVG que el que se escucha en los pueblos y aldeas de Galicia"
    Exacto, habría sido mejor partir de una variante local, una especie de "toscano" y elevarla a la categoría de gallego oficial, asumiendo que, en contrapartida, más de las cuatro quintas partes de los gallegos no sabría hablar su flamante lengua oficial.

    Por otra parte, la guerra ortográfica me parece estúpida, ñ o nh, ll o lh, na son formas de fijar por escrito la pronunciación oral, que es la única forma en que una lengua vive de verdad. Una lengua que no se habla, simplemente ha desaparecido, aunque la podamos reconstruir por los textos.

    En cuanto los reintegracionistas, me temo que su pretensión de una Galicia lusófona sea también ridícula, porque quiere reemplazar el portugués por la verdadera lengua nativa de Galicia, tal como la conocemos hoy, con la evolución fonética, léxica y sintáctica que experimentó a través de los siglos, y que no es exactamente la del portugués. En realidad esta gente no quiere hablar gallego, sino lo que a ellos les habría gustado que fuese el gallego.

    ¿El gallego y el portugués son idiomas diferentes? Es una pregunta difícil de contestar. Podríamos ampliar el espectro y decir ¿El castellano y el portugués son idiomas diferentes? La respuesta seguiría siendo igualmente difícil, ya que en el fondo todos los idiomas peninsulares no son más que variantes del latín vulgar, tal como se hablan en el siglo XXI.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, el castellano de TVE no es el castellano que puedes escuchar en Córdoba, Sevilla o La Mancha, y sigue siendo castellano.

    Yo, como valenciano, me encuentro siempre ante dilemas parecidos. Hay valencianos nacionalistas que quieren hablar en dialecto catalán, porque nuestro dialecto lo consideran 'demasiado castellanizado'. Es decir, pretenden adoptar un dialecto que también es extranjero, por lo que ellos también sufren de este auto-odio que preconizan al resto.

    No soy gallego, así que tampoco podría hablar con mucho conocimiento de causa, pero adoptar el dialecto portugués es abandonar la identidad gallega, entonces no sé a qué vienen los del BNG a decir que otros quieren eliminar la identidad gallega si ambos extremos lo intentan hacer. La "ñ", "ll" y otras muchas letras, al igual que el término "Galicia", han sido usado desde hace muchos siglos, no veo por qué se deberían cambiarlos si son perfectamente correctos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido SrMarlafu (de valenciano a valenciano):
      El concepto clave en todo esto es el de "diglosia", la situación de superioridad oficial de una lengua respecto a otra que se quiere aniquilar o mantener como residuo folclórico. Exactamente como con el valenciano. Al que la castellanización quiere convertir en algo como el "castrapo" al que se refiere el artículo.
      Pretender, como pretendes, dar a entender que académicamente existe una segregación valenciano-catalán es ridículo. No se ha pretendido nunca, desde los sectores que preconiza la unidad de la lengua, que los valencianoparlantes hablemos "a la manera catalana". El habla es una cosa, pero la norma escrita ha de ser común para todo el espectro lingüístico. Otra cosa es el vocabulario. Como pasa con todos los idiomas hay diferencias geográficas dentro del mismo. Yo no diré "pastenaga", diré "carlota" y otros dirán "safanòria". Pero ello no nos convierte en hablantes de tres idiomas distintos. No te parece?

      Eliminar

Publicar un comentario

Lo más visto de la semana

La lengua de los reyes de Aragón

Hoy en día hablar de la Corona de Aragón es, por diferentes razones, motivo de encendida polémica. Unos y otros han querido ver en esta figura histórica las justificaciones a sus pretensiones políticas: desde el catalanismo soberanista hasta el españolismo más centralista, pasando por movimientos igualmente asimétricos como el pancatalanismo de algunos sectores políticos de Cataluña y el anticatalanismo, éste último en forma de episodios, más o menos anecdóticos, como el del blaverismo valenciano o el de algunas plataformas aragonesas como No hablamos catalán/No charrem català. Así pues, cualquier aspecto relacionado con dicha unión dinástica, como puedan ser la denominación de la misma, su organización territorial o el idioma que hablaban sus habitantes, puede resultar en la actualidad motivo de afrenta, incluso entre los  más doctos en la materia. La cuestión de fondo, cómo no,  se debe a la pretensión contemporánea de querer hacer política de acontecimientos acaecidos hace ya vario…

La lengua siciliana ayer y hoy

Artículo escrito por mi gran amigo siciliano y sicilianista Fábio Di Silvestri, representante en España del MIS (Movimento Indipendentista Siciliano):


Si hay una máxima sobre cómo la lengua es el espejo del pueblo que la habla, esta afirmación alcanza la cumbre en el caso de Sicilia y el siciliano . Idioma principalmente de origen romance , pero enriquecida con miles de vocablos procedentes del griego , el árabe , el francés , el catalán, el castellano y hasta el alemán... En pocas palabras , de todas y cada una de las lenguas de las potencias dominantes que a lo largo de los siglos han gobernado Sicilia, dejando una huella que dura hasta hoy día. La historia de la lengua siciliana está intrinsecamente conectada con la historia de su mismo pueblo. Florece con una riquísima producción literaria cuando Sicilia en el siglo XI bajo el Reino de Federico II Hohenstaufen, apodado como «stupor mundi», se convierte en el centro de su enorme imperio. Federico II de Hohenstaufen (la familia hered…

Soliloquio de Fernanda del Carpio

Rescato en el día de Sant Jordi de hoy este fragmento de la gran obra de Gabriel García Márquez "Cien años de soledad", en el que la altiva y a la vez incomprendida Fernanda del Carpio, mi personaje favorito de la novela, estalla y, a modo de soliloquio en tercera persona, empieza a soltar lo que su viperina lengua ha callado durante tanto tiempo:
Aureliano Segundo no tuvo conciencia de la cantaleta hasta el día siguiente, después del desayuno, cuando se sintió aturdido por un abejorreo que era entonces más fluido y alto que el rumor de la lluvia, y era Fernanda que se paseaba por toda la casa doliéndole de que la hubieran educado como una reina para terminar de sirvienta en una casa de locos, con un marido holgazán, idólatra, libertino, que se acostaba bocarriba a esperar que le llovieran panes del cielo, mientras ella se destroncaba los riñones tratando de mantener a flote un hogar emparapetado con alfileres, donde había tanto que hacer, tanto que soportar y corregir desde …

Rumanía, el bastión oriental de Roma

Si uno pasea por las calles de las principales ciudades de Rumanía (y Moldavia), como pueden ser Bucarest o Timisoara, tendrá más posibilidades de encontrarse con estatuas de la loba capitolina amamantando a Rómulo y Remo que en cualquier otro lugar del mundo, incluida la mismísima Roma. Basta con ver este enlace de Wikipedia para darse cuenta de la gran cantidad de réplicas de la Lupoiaca -como se la conoce en rumano- que habita por aquellas latitudes. Algunas de estas estatuas fueron regaladas en su día por Mussolini, y sobrevivieron milagrosamente al régimen de Ceaucescu, de signo político totalmente opuesto al del dictador italiano. Pero, ¿a qué se debe este fervor por la Luperca que va más allá de los ideales políticos?. Sin duda, en ello juega un gran papel el hecho de que Rumania y Moldavia sean una insula separada del continuum lingüístico que conforman el resto de idiomas romances. En otras palabras, el rumano no limita con otras lenguas de su misma familia, sino que lo hace…

¿Dónde está el portugués en Macao?

Hace un par de meses, aprovechando una breve estancia en Hong Kong, decidí hacer una escapada de un día a la cercana Macao, antigua colonia portuguesa que retornó a la Madre China en 1999 tras casi cinco siglos de dominación lusa. Lo cierto es que Macao siempre me había llamado la atención: un territorio de apenas 30 km2 en medio de Asia en el que Portugal estaba presente hasta hace apenas quince años. Dado que siempre he sentido atracción por estas singularidades históricas, amén de que mi simpatía por la cultura portuguesa es más que evidente, el viaje a Macao se me antojaba una experiencia fascinante. Una vez llegado en ferry al puerto de Taipa, tras una hora de viaje por mar desde Kowloon (Hong Kong), me maravillé al ver que todas las indicaciones estaban escritas en portugués y chino cantonés. Decidido a hablar en portugués con todo el mundo posible, y haciendo caso omiso a todos los comentarios aciagos que había leído en foros y páginas de internet sobre que el portugués se habí…