Ir al contenido principal

Eurovisión y las "lenguas cooficiales"

El pasado sábado tuvo lugar en los estudios de TVE de Sant Cugat del Vallès (Barcelona), tal y como ya viene siendo habitual, la preselección española para el Festival de Eurovisión, que este año se celebrará en Copenhague. Si el año pasado la tarea de representar al ente público recayó en El Sueño de Morfeo, cuyo desastroso resultado predije en uno de mis artículos (para enfado de alguno de sus más acérrimos fans), este año dicha empresa ha sido confiada, televoto mediante, a la cantante murciana (británica de adopción) Ruth Lorenzo con el tema "Dancing in the rain". La victoria se produjo contra todo pronóstico, ya que la gran favorita en todo momento fue la cantante sudafricana, afincada en Las Palmas, Breguette con el tema "Run", que finalmente debió conformarse con la segunda posición. Sea como fuere, ambas propuestas destacaron por tratarse de temas en spanglish que, visto lo visto, debieron de ser del agrado tanto del jurado como de la audiencia, los cuales las puntuaron siempre por encima de las otras tres propuestas, cantadas enteramente en castellano. 

Durante uno de los vídeos-relleno a los cuales TVE nos tiene acostumbrados en este tipo de programas, aparecieron un grupo de chicos autodenominados eurofans hablando sobre la eterna disyuntiva del idioma: ¿hay que cantar en castellano? ¿en inglés? ¿en ambos? Durante un breve espacio de tiempo, se oyeron todo tipo de opiniones. Sin embargo, ninguna de ellas hacía alusión a otra alternativa que debiera ser igualmente plausible: cantar en alguno de los denominados idiomas cooficiales. Tras más de cincuenta años participando en el certamen europeo, España siempre lo ha hecho, con mayor o menor fortuna, con temas en castellano y, en alguna ocasión, con concesiones al inglés. ¿Por qué no hacerlo también en catalán, gallego, euskera o, incluso, asturiano? Creo que la riqueza lingüística de nuestro país debería ser motivo de orgullo y de ostentación a nivel internacional. Sin embargo, mientras para algunos dicha diversidad sea vista más bien como una anomalía, mucho me temo que poco se podrá hacer en este aspecto. Muchos de los que rechazan dicha posibilidad son aquellos que argumentan que no entienden ninguno de los idiomas cooficiales, y seguramente sean estos mismos los que prefieren que a España la represente un tema en inglés, idioma que con toda probabilidad tampoco entiendan. Así nos luce el pelo en este país. Incluso Francia, estado centralista y lingüicida donde los haya, ha enviado a Eurovisión canciones interpretadas en bretón o corso en más de una ocasión (a modo de apunte, cabe añadir que hasta una canción en euskera participó en una preselección gala hace algunos años, aunque finalmente no resultó elegida). Si en España ya se dio hace un par de años el paso de seleccionar una película en catalán (Pa negre) para representarnos en los Óscar de 2012, ¿para cuándo un gesto similar en Eurovisión?




ARTICULOS RELACIONADOS:
- El Sueño de Morfeo, 0 points... en gramática
- El multilingüismo eurovisivo

Comentarios

  1. El catalán también fue presente en Eurovisión cuando Andorra se presentó varios años atrás. Obviamente por la popularidad del país, solo estuvo en las semifinales. Pero Marta Roure llevó un tema integramente en catalán. Y Gisela (ex OT1) fue con "Casanova" donde predominaba el inglés, y decía una frase en catalán.
    Pero claro, la lengua oficial de Andorra es el catalán.

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo con la idea de que España podría llevar en alguna ocasión una canción en otra de las lenguas oficiales que no sea el castellano, como ya hicieron Francia e Irlanda con el gaélico, pero la razón del uso del castellano creo que es porque se pretende que el mayor número de personas en nuestro país puedan entender la canción y sentirse identifcados con ella, y no solo en el país, sino en el extranjero(el castellano es la segunda lengua extranjera más estudiada en el mundo). de todos modos, como digo, sería interesante variar de vez en cuando. En cuanto al inglés, no lo veo, tenemos un idioma demasiado importante como para usar uno extranjero, de todos modos no vamos a ganar... prefiero que quedemos los 15° en castellano que los 10° en inglés.
    @JoseLopez, en mi opinión, Andorra no pasó a ninguna final no por ser un país poco popular, sino más bien por la baja calidad de sus temas, la mejor propuesta fue en el 2007 con el grupo Anonymous y el tema Salvem el món, que quedaron 11° en la semifinal... el resto merecieron sus bajas puntuaciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo una hipótesis más simple, ni siquiera se ha considerado una canción en gallego, catalán, euskera y (ay, por favor) asturiano. Porque no son La Lengua y punto. No son buenas para cantar.

      Eliminar
    2. Con todos mis respetos, pero has dicho una sandez tras otra. Un saludo

      Eliminar
    3. ¿Y desde cuándo el mensaje de la canción en Eurovisión es importante? Si ganamos cantando lalalala! Vale que con el castellano las probabilidades de que alguien nos entienda en Europa son más altas que con el catalán, el gallego o el euskera, pero siempre serán más bajas que cantando en inglés. Así que digo yo: de perdidos al río. ¿Qué tiene de malo enseñar la riqueza lingüística que hay en España?

      Eliminar

Publicar un comentario

Quizás también te pueda interesar...

La lengua de los reyes de Aragón

Hoy en día hablar de la Corona de Aragón es, por diferentes razones, motivo de encendida polémica. Unos y otros han querido ver en esta figura histórica las justificaciones a sus pretensiones políticas: desde el catalanismo soberanista hasta el españolismo más centralista, pasando por movimientos igualmente asimétricos como el pancatalanismo de algunos sectores políticos de Cataluña y el anticatalanismo, éste último en forma de episodios, más o menos anecdóticos, como el del blaverismo valenciano o el de algunas plataformas aragonesas como No hablamos catalán/No charrem català. Así pues, cualquier aspecto relacionado con dicha unión dinástica, como puedan ser la denominación de la misma. su organización territorial o el idioma que hablaban sus habitantes, puede resultar en la actualidad motivo de afrenta, incluso entre los  más doctos en la materia. La cuestión de fondo, cómo no,  se debe a la pretensión contemporánea de querer hacer política de acontecimientos acaecidos hace ya vario…

Street Mission: opinión y consejos sobre la nueva atracción de Port Aventura

Port Aventura World, el famoso parque temático situado entre Vilaseca y Salou (Tarragona), estrenó hace un par de meses temporada nueva y lo ha hecho regresando por la puerta grande con su nueva atracción: Street Mission. Se trata de una dark ride(la primera del complejo), ubicada en la zona de SésamoAventura,en la que  los protagonistas son los personajes del mítico programa de Jim Henson, Barrio Sésamo (Sesame Street, en su versión original). Para ello, Port Aventura no ha escatimado en gastos y ha recreado con todo lujo de detalles y un toque muy cartoon el famoso barrio televisivo con el que crecimos muchos de los que nacimos en los 70 y los 80.
La nueva zona, que supone una nada desdeñable ampliación del área del parque destinada a los más pequeños, ha sido obra de las empresas oscenses Tecmolde y Shu Digital bajo la supervisión del propio parque y de Sesame Workshop, una organización estadounidense sin ánimo de lucro cuyo objetivo es la difusión en el mundo de Barrio Sésamo y de …

Musok: el chamanismo de Corea

Corea del Sur es un lugar heterogéneo en lo religioso. En el país asiático conviven diferentes credos, de entre los cuales destacan el budismo, el protestantismo y el catolicismo. Estos tres grupos suman algo más del 40% de la población surcoreana, mientras que el resto de la población sigue otros ritos (0,8%) o bien no se adscribe a ninguna filiación religiosa (entorno al 55%). Sin embargo, por lo general casi ninguno de estos censos parece dar especial relevancia a una religión, o más bien conjunto de creencias, que se podría considerar como la más antigua y la oriunda del país, y que ha influenciado la idiosincrasia coreana desde mucho antes de que la mismísima concepción de Corea como nación surgiese. Se trata del musok (무속), una religión de corte chamánico que llegó en su forma más primigenia a la península coreana desde Siberia en tiempos prehistóricos, de la mano de los hombres y mujeres que con el paso de los siglos acabarían conformando el pueblo coreano.
Tal y como se ha ind…