Ir al contenido principal

Literatura filipina en español: un iniciativa de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes

Si hace poco más de un año, acababa 2013 con una entrada dedicada a la literatura filipina en castellano en la que me lamentaba de la parvedad de ejemplares y la dificultad que entrañaba la mayoría de veces el poder acceder a los mismos, empiezo 2015 con una gran noticia para los que, como servidor, están interesados en profundizar en una vertiente tan desconocida de las letras castellanas como es la literatura hispanofilipina. Si uno echa un vistazo a los comentarios escritos por los lectores en la entrada publicada en esta bitácora el 31 de diciembre de 2013, verá que en uno de ellos se nos anunciaba que desde la Biblioteca Virtual  Miguel de Cervantes (dependiente de la Universidad de Alicante) se estaba preparando un portal de literatura filipina en castellano en el que se iban a incluir varias obras digitalizadas. Tras unos meses de espera, dicho portal ha visto finalmente la luz bajo el nombre de Literatura filipina en español y a las órdenes de Rocío Ortuño Casanova, profesora del Departamento de lenguas europeas de la Universidad de Filipinas. El portal, de fácil navegación, incluye obras de los más reconocidos escritores filipinos duchos en castellano, como puedan ser José Rizal, Antonio Abad, Jesús Balmori o Adelina Gurrea, entre muchos otros, amén de estudios de diversa índole sobre el archipiélago asiático. Tal y como la propia Rocío Ortuño indica en la presentación de la página web, muchos de estos trabajos hoy en día son prácticamente imposibles de hallar y su inclusión en el catálogo del portal suponen un auténtico milagro que los salvará del ostracismo al que parecían estar condenados.

Desde Divagaciones babélicas, tan sólo puedo felicitar a los responsables del proyecto por la iniciativa, que espero suponga un paso más hacia el reconocimiento y promoción que las letras hispanofilipinas merecen, ya no sólo en el ámbito académico, sino entre el público en general.


Comentarios

Quizás también te pueda interesar...

La lengua de los reyes de Aragón

Hoy en día hablar de la Corona de Aragón es, por diferentes razones, motivo de encendida polémica. Unos y otros han querido ver en esta figura histórica las justificaciones a sus pretensiones políticas: desde el catalanismo soberanista hasta el españolismo más centralista, pasando por movimientos igualmente asimétricos como el pancatalanismo de algunos sectores políticos de Cataluña y el anticatalanismo, éste último en forma de episodios, más o menos anecdóticos, como el del blaverismo valenciano o el de algunas plataformas aragonesas como No hablamos catalán/No charrem català. Así pues, cualquier aspecto relacionado con dicha unión dinástica, como puedan ser la denominación de la misma. su organización territorial o el idioma que hablaban sus habitantes, puede resultar en la actualidad motivo de afrenta, incluso entre los  más doctos en la materia. La cuestión de fondo, cómo no,  se debe a la pretensión contemporánea de querer hacer política de acontecimientos acaecidos hace ya vario…

“Catalunya, capital Girona”

El president vicario de la Generalitat, Quim Torra, ha afirmado hoy en un acto de campaña de JxCat (la antigua Convergència) que, a su parecer, Gerona (o Girona, como gusten) ha asumido la capitalidad de Cataluña en detrimento de Barcelona, que ha preferido abdicar como tal. Nos encontramos en periodo electoral y lo cierto es que los políticos buscan el titular fácil. Sin embargo, las palabras de Torra no son peccata minuta; no tanto por la afirmación en sí, que resulta de lo más peregrina, sino por lo que se deduce de la misma. Es de sobras conocido el recelo (y, por qué no decirlo, el desprecio) que históricamente el mundo convergente ha sentido hacia Barcelona y su área metropolitana. 
En el imaginario convergente la Ciudad Condal representa el mestizaje, lo charnego; esa ciudad poblada por els altres catalans de Francesc Candel y cuya esencia Pérez Andújar ha sabido captar a la perfección en sus muchos escritos, para disgusto de Toni Albà . En contraposición, Girona es la quintae…

Los tres "idiomas" de Bosnia-Herzegovina

Lingüísticamente hablando, como practicamente en todas los aspectos, Bosnia-Herzegovina se encuentra hoy dividida. Sin embargo, la fragmentación lingüística es solamente simbólica. Hasta la desintegración de Yugoslavia a principios de los 90, el serbocroata era una lengua estandarizada con dos variantes (la occidental o croata, y la oriental o serbia) y dos variedades (la hablada en Bosnia-Herzegovina y la hablada en Montenegro). Las variantes contienen muchas palabras exclusivas e inexistentes en la otra, mientras que las variedades toman elementos de ambas variantes. El serbocroata seguramente se habría dividido en croata y serbio mucho antes si no hubiera sido por la situación multiétnica de Bosnia-Herzegovina. La tesis de "una nación, un idioma" no funcionaba en Bosnia ya que los miembros de todas las naciones hablaban la misma variedad de la lengua bosnia. Nadie podía distinguir a un serbobosnio de un bosnio musulmán o croata tan sólo por su manera de hablar. La lengua …