Ir al contenido principal

¡Camaradas! Tres libros y dos cómics para conocer Corea del Norte


Corea del Norte es, sin duda, uno de los estados más herméticos del mundo. Quizás sea por ello que despierte tanto interés y fascinación entre la gente. El último vestigio de la Guerra Fría, que con el paso de las décadas ha pasado a convertirse en la primera y única monarquía comunista del mundo, resulta un lugar del todo inaccesible para el común de los mortales, a no ser que uno esté dispuesto a desembolsar una cifra de dinero nada desdeñable a alguna de las agencias de viajes especializadas en realizar tours por el país o que nos encontramos ante el mismísimo Alejandro Cao de Benós, unico occidental que, por lo visto, entra y sale del país asiático como Pedro por su casa...  El resto de la humanidad se tiene que conformar con las noticias que de vez en cuando nutren los medios de comunicación y que contribuyen a perpetuar la imagen de régimen cuando menos sui generis: la última y surrealista purga dentro de las élites norcoreanas; el lanzamiento de un misil balístico intercontinental y su correspondiente anuncio con pompa y boato por parte de la celebérrima presentadora del telediario de la televisión del régimen; las imágenes de las no menos célebres plañideras del funeral de Kim Jong Il; la más reciente visita del amigo del alma de Kim Jong-Un, el exjugador de la NBA Dennis Rodman; las cumbres de estado con Donald Trump que acaban en nada; los larguísimos viajes en tren del dictador norcoreano a Moscú y Hanói por el temor de aquél a volar... Y así un larguísimo etcétera de noticias, a cada cual más esperpéntica y, por qué no, fascinante.

Otra manera de adentrarse en Corea del Norte es mediante los muchos libros que sobre el país se han ido publicado a lo largo de estos años y que casi constituyen de por sí un género propio dentro de la ensayística.  La perspectiva de las obras a veces cambian entre sí, pero el objetivo siempre es el mismo: arrojar algo de luz sobre la realidad de Corea del Norte. Aprovecho, pues, la ocasión para hacer un listado de los libros de temática norcoreana que más me han impactado.

  1. THE REAL NORTH KOREA de Andrei Lankov

Hay muchas obras publicadas que intentan explicar la historia de Corea del Norte desde su fundación hasta nuestros días, así como  el porqué de su idiosincrasia, pero para mí, sin ningún género de duda, el libro de Andrei Lankov es el más completo al respecto. Lankov es un profesor de historia de origen ruso que actualmente trabaja en la Universidad de Koomkin en Seúl. Se trata de un gran conocedor del régimen norcoreano ya que ha visitado el país en innumerables ocasiones e incluso vivió en él como estudiante de intercambio durante los años 80, cuando Corea del Norte y Rusia eran uña y carne. En The Real North Korea, Lankov hace un análisis exaustivo de los avatares del país durante los últimos 70 años y ofrece al lector una visión bastante clara y entendible  de Corea del Norte en diferentes ámbitos. El autor ruso, por ejemplo, describe de manera concisa pero no menos elocuente la ideología Juche, creada teóricamente por el fundador del régimen Kim Il-Sung y perpetuada por sus descendientes, y los motivos por los cuales ésta resultó ser un desastre para la economía del país y, por ende, para la vida de los norcoreanos. Lankov también se adentra en las círculos de las élites norcoreanas y argumenta que, contrariamente a lo que piensa el resto del mundo, los líderes del país asiático no actúan de manera irracional sino que, tras lo que pudieran parecer unas decisiones erráticas y extravagantes y una política internacional hostil, se esconde un instinto de supervivencia de un grupo de personas que temen ver perdidos sus privilegios en caso de que caiga el régimen; todo ello aunque sea a expensas de un pueblo oprimido y empobrecido pero cada vez más consciente de lo que hay más allá de sus fronteras. El libro no cuenta por ahora con una traduccón al castellano, pero para aquellos que dominen el inglés se trata de una excelente manera de adentrarse en la realidad norcoreana.

2. PRODUCCIONES KIM JONG-IL/ A KIM JONG-IL PRODUCTION de Paul Fischer

Este libro, escrito por el escritor y productor de cine francés Paul Fischer, trata sobre uno de los capítulos más surrealistas de la historia de Corea del Norte, el del secuestro a finales de los 70 de una famosa actriz surcoreana a manos de agentes norcoreanos y el del marido de ésta, a la postre uno de los grandes directores de  cine de la Corea del Sur de la época.  La operación se llevó a cabo a instancias de Kim Jong-Il -por entonces, encargado del Ministerio de Propaganda del régimen-, quien quería revitalizar la lánguida (por no decir soporífera) industria del cine norcoreana. El futuro presidente era un avezado cinéfilo que disponía incluso de una sala de proyección privada en la que guardaba miles de películas que se hacía traer de lugares como Estados Unidos o  Corea del Sur (teóricamente los grandes enemigos del régimen norcoreano) y que visionaba compulsivamente en sesiones maratonianas. Se dice, se comenta que su género favorito eran las películas de espías tipo James Bond y quizás fue esta saga la que le inspiró para poner en marcha tan descabellado plan. Kim Jong Il anhelaba hacer del cine norcoreano una herramienta más para exportar las bondades de la ideología Juche al resto del mundo, a la vez que poder competir y ganar en festivales de cine del extranjero, tal y como ya hacían filmes de procedencia surcoreana o japonesa. Ni corto ni perezoso, tomó la resolución de secuestrar primero a la actriz Choi Eun-Hee y luego al marido de ésta, Shin Sang-Ok, y obligarlos a trabajar para él realizando varias películas, de entre las que quedaría para la posteridad Pulgasari, una especie de Godzilla norcoreano, que tiene el honor de aparecer también en la portada de la obra. La historia, desde luego, tiene chicha y el libro se puede leer realmente del tirón ya que engancha de principio a fin. Eso sí, aquellos lectores más perezosos siempre pueden decantarse por el documental que trata sobre este mismo asunto. Se llama "Los amantes y el déspota" y se encuentra disponible aquí.

3. QUERIDO LÍDER: VIVIR EN COREA DEL NORTE/ NOTHING TO ENVY de Barbara Demick

Este libro de la periodista estadounidense Barbara Demick recopila el testimonio de seis refugiados norcoreanos, originarios de la ciudad de Chongjin, que lograron escapar de Corea del Norte. Todos los relatos coinciden también en el tiempo, la década de los 90, y están enmarcados en uno de los periodos más duros de la historia norcoreana más reciente: el de gran hambruna que asoló el país a mediados de los años 90 y que, según algunas cifras, se llevó consigo la vida de un millón de personas. La propaganda norcoreana, por el contrario, prefiere referirse a este momento histórico con el eufesmístico nombre de la "Ardua Marcha". Seguramente, de todos los libros que incluyo en el artículo, éste resulte el más duro de leer, ya que se trata de vivencias narradas (casi) en primera persona por mujeres y hombres que vivieron aquella época tan funesta para los norcoreanos. Gracias a Demick, conocemos su día a día, sus relaciones interpersonales, las que mantienen con las autoridades, cómo poco a poco el sistema  que han aprendido a adorar y defender desde la más tierna infancia empieza a derrumbarse hasta darse de bruces con la cruda realidad de no tener nada que llevarse a la boca y cómo, presos de la desesperación más absoluta, toman la determinación de huir de un país -el que los vio nacer- que se ha convertido en una suerte de infierno en vida. Todo ello contrasta de manera tristemente irónica con el título original en inglés, Nothing to envy (Nada que envidiar), que no es sino uno de los muchos mantras que los norcoreanos interiorizan desde pequeños en la escuela: "no tenemos nada que envidiar al resto de países. Somos el mejor país del mundo."

4. PYONGYANG de Guy Delisle



No se trata de un ensayo en sí, pero el cómic del canadiense Guy Delisle ha hecho méritos para convertirse en toda una obra de culto dentro del "género norcoreano" (y de las novelas gráficas en general), por lo que no podía faltar en esta lista. En dicha obra, Delisle nos cuenta mediante viñetas su estancia de dos meses en Corea del Norte, adonde acudió a supervisar la realización de unos dibujos animados fruto de una coproducción entre Francia y el país asiático. El cómic desde luego no deja indiferente a nadie. Es más, me atrevería a decir que, una vez leída la historieta, el lector no puede evitar sentirse embargado por una sensación un tanto agridulce. Por una parte, nos encontramos con unas buenas dosis de humor, y es que el autor canadiense no escatima en tirar de ironía y sarcasmo para criticar el ambiente gris y opresor con el que se topa en su día a día en la capital norcoreana. Sin embargo, por otra parte, nos encontramos precisamente en todo momento con ese trasfondo triste y obsesivo que alcanza todos los rincones del Piongyang por el que se mueve Delisle. En caso de no ser un lector demasiado ávido, "Pyongyang" se trata de una alternativa, digamos, más ligera para adentrarse en las vicisitudes de la sociedad norcoreana.



5. EL CUMPLEAÑOS DE KIM JONG-IL de Aurélien Ducoudray y Mélanie Allag



Last but not least, incluyo otra novela gráfica de más reciente publicación. La obra de los franceses Aurélien Ducoudray y Mélanie Allag es totalmente ficticia, pero a la vez podría ser la vida de cualquier joven norcoreano de los años 90. En este cómic, vemos desde la perspectiva de un niño de ocho años llamado Jun Sang los hechos que desembocarán en la gran hambruna que azotó Corea del Norte poco después de la muerte de Kim Il-Sung en 1994. Lo cierto es que el argumento podría estar basado en cualquiera de los testimonios recogidos en Nothing to Envy de Barbara Demick ya que en ambos cosas coinciden el lugar, el tiempo y la temática. El arco narrativo de la novela gráfica supone además todo un viaje para el protagonista,  tanto en el plano físico como en el mental. En el físico porque, como tantos otros norcoreanos, decide emprender una huida para dejar atrás la miseria y el hambre; y en el mental porque la historia comienza con un niño que literalmente ve a Kim Jong-Il como una especie de superhéroe para ir poco a poco dándose cuenta de que la realidad poco o nada se parece a lo que el Querido Líder les había prometido. Quisiera resaltar, asimismo, que el cómic hace un uso de los colores bastante efectista, hasta tal punto que incluso pueden considerarse un puntal importante de la historia. Quienes lo hayan leído ya me entenderán...


BONUS


COREA DEL NORTE: EL PESO DE LA HISTORIA



No se trata de ningún ensayo, novela o cómic, sino del catálogo de una exposición del mismo nombre organizada hace algunos años por Casa Asia. La muestra incluía una colección de carteles de propaganda norcoreana (propiedad del ciudadano chino Ou Yang) que abarcan diferentes décadas, desde los años 50 hasta los 80. El catálogo resulta toda una delicia ya que en él se pueden admirar reproducciones a toda página de dichos carteles. Lo recomiendo sobre todos para aquellos interesados en la propaganda política como medio de expresión artística; en especial la propaganda norcoreana, que debido a su prolongado  y reiterado uso a lo largo del tiempo ha alcanzado unas características inequívocamente propias e irrepetibles.


ARTÍCULOS RELACIONADOS:

Comentarios

Lo más visto de la semana

La lengua de los reyes de Aragón

Hoy en día hablar de la Corona de Aragón es, por diferentes razones, motivo de encendida polémica. Unos y otros han querido ver en esta figura histórica las justificaciones a sus pretensiones políticas: desde el catalanismo soberanista hasta el españolismo más centralista, pasando por movimientos igualmente asimétricos como el pancatalanismo de algunos sectores políticos de Cataluña y el anticatalanismo, éste último en forma de episodios, más o menos anecdóticos, como el del blaverismo valenciano o el de algunas plataformas aragonesas como No hablamos catalán/No charrem català. Así pues, cualquier aspecto relacionado con dicha unión dinástica, como puedan ser la denominación de la misma, su organización territorial o el idioma que hablaban sus habitantes, puede resultar en la actualidad motivo de afrenta, incluso entre los  más doctos en la materia. La cuestión de fondo, cómo no,  se debe a la pretensión contemporánea de querer hacer política de acontecimientos acaecidos hace ya vario…

Élite y el absurdo (o no) de su doblaje al español "latino"

El pasado viernes Netflix estrenó la segunda temporada de Élite, una de las series españoles más populares del catálogo de la plataforma audiovisual estadounidense con el permiso, claro está, de La casa de papel. He de reconocer que, a pesar de ser una serie en la que los clichés y los déjà vus con respecto a otras producciones abundan, Élite me tiene enganchado. Esas series en las que actores veinteañeros se hacen pasar por adolescentes que anteponen el fornicio y el libre albedrío a los estudios y la Play, y cuyas vidas se ven constantemente asediadas por preocupaciones y problemas más bien propios de treintañeros (para goce y disfrute del televidente), siempre han sido para mí una suerte de placer culpable. Quizás sea por ello que, al igual que ya sucediera con la primera temporada, los ocho capítulos de esta segunda tanda han sido carne de maratón de fin de semana y han pasado ante mí como un suspiro. El mono hasta el estreno de la ya confirmada tercera temporada va a resultar mu…

Galicia vs Galiza

Versión en galego aquí.

Hace unas semanas, paseando por el centro de Vigo me topé con una pintada en gallego que rezaba "29M FOLGA XERAL" alentando a seguir la huelga general que tuvo lugar el pasado 29 de marzo en lo que hasta ahora viene siendo España. La cosa no habría sido más que una anécdota poco memorable si no fuera porque esa misma mañana, y a pocas calles de distancia de donde se encontraba el anterior grafiti, pude leer otro escrito de similar contenido pero visualmente harto distinto: "29 MARÇO GREVE GERAL". El idioma utilizado era de nuevo el gallego, pero en esta ocasión en su versión reintegracionista, es decir, siguiendo la norma ortográfica portuguesa y tomando vocablos propios de aquel habla. Fue llegado a este punto cuando me dio por cavilar acerca de esta especie de "limbo ortográfico", si se me permite tal expresión, en el que se encuentra el gallego en la actualidad a falta del quórum necesario sobre su ortografía: por una parte, se …

La otra realidad ibérica: el asturleonés

Iniciamos hoy con el asturleonés un periplo por otras realidades sociolingüísticas ibéricas de las cuales normalmente, y a diferencia de realidades como la gallega o la catalana, poco o nada se sabe.

La situación actual del asturleonés es muy desconocida tanto dentro como fuera de su dominio lingüístico. Aparte de la maraña de nombres que el idioma recibe (asturleonés, asturiano, bable, leonés, etc...), algo que supone que muchos se cuestionen todavía hoy en día la unidad o no de las hablas propias de Asturias y de parte del antiguo Reino de León, son aún muchos -propios y extraños- los que ponen en tela de juicio que aquello se trate realmente de un idioma diferente del castellano. A ello ayuda el hecho de que el asturleonés no sea lengua oficial en ninguna de las comunidades autónomas españolas de donde es propio, aunque si bien es cierto que los estatutos de autonomía de Asturias y Castilla y León lo citan y reconocen expresamente. Por otra parte, ningún movimiento político actual d…

El monegasco, la lengua de Mónaco que (casi) nadie habla

Cuando uno visita el Principado de Mónaco, va sin duda con unas ideas preconcebidas de lo que se va a encontrar: lujo y riqueza a espuertas, el casino de Montecarlo, referencias a Grace Kelly y al resto de la familia real monegasca aquí y allá, además de otros tópicos de mayor o menos relevancia que durante años han nutrido el papel couché de medio mundo y que han contribuido a afianzar la imagen de este pequeño país de apenas 2 km² como quintaesencia de la abundancia y el glamur. Sin embargo, justo al cruzar la frontera del diminuto principado, aquellos visitantes más observadores seguramente repararán en los carteles de bievenida en los que se indica, junto al previsible nombre en francés, que se hallan en esos momentos en el "Principatu de Mùnegu". Algunos no le darán mayor importancia al asunto y continuarán con su viaje como si nada. Otros se preguntarán de qué trata aquello, mirarán en Wikipedia y descubrirán que Mónaco cuenta al parecer con una lengua autóctona, aunq…